Amplían de cuatro a cinco el número de integrantes de la Sección Instructora

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Para evitar empates y con el fin de que las solicitudes de desafuero puedan llegar al pleno, la Cámara de Diputados aprobó, por unanimidad, ampliar de cuatro a cinco el número de integrantes de la Sección Instructora.

En su argumentación ante el pleno, el presidente de la Comisión de Transparencia, el morenista Jesús Valencia, explicó que la reforma al artículo 11 de la Ley Federal de Responsabilidades de los Servidores Públicos permitirá mejorar el trabajo de la Sección y se evitarán casos como los ocurridos con los diputados priistas por Veracruz Antonio Tarek Abdalá y Adalberto Silva Ramos, que no pudieron ser desaforados.

Los cambios en la Sección Instructora entrarán en vigor dentro de tres meses, es decir que corresponderá a la nueva Legislatura aplicar las modificaciones. Para entonces, los acusados de haber desviado millonarios recursos del erario de Veracruz habrán concluido su cargo y, por ende, ya no contarán con el fuero.

Actualmente la Sección tiene cuatro miembros: el priista Ricardo Ramírez (presidente), el panista Pablo Piña, el perredista Omar Ortega Álvarez y Sandra Méndez Hernández, también del PRI.

La integración de un quinto provocó que en tres votaciones se cayera en el empate. Y, según la interpretación de la Sección y de la Junta de Coordinación Política –donde esta representados todos los partidos políticos de manera ponderada, es decir que su voto vale por el número de diputados de cada fracción–, precisamente por el empate el dictamen no podía sometido a votación en el pleno.

Eso se evitará con el número impar de la nueva conformación, y ahora el empate ya no será un argumento para no llevar al pleno las solicitudes de desafuero que recaigan en funcionarios públicos, como los diputados y senadores, y no solo integrantes del Poder Ejecutivo.

La reforma fue aprobada por 310 votos de los legisladores presentes en la sesión.

El PVEM retira Ley General de Biodiversidad

Luego de que diversas organizaciones sociales se manifestaron en contra de una iniciativa de ley sobre biodiversidad, impulsada por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), su coordinador, Jesús Sesma, anunció a la Junta de Coordinación Política que retiraba su propuesta.

El anuncio fue aplaudido por Morena, al considerar que la iniciativa implicaba “la privatización de recursos tradicionales de las comunidades indígenas”.

De acuerdo con el diputado Guillermo Santiago Rodríguez, “daba pie a la explotación de recursos minerales en zonas de áreas naturales protegidas y, lo peor, atentaba directamente contra los derechos de los pueblos y comunidades indígenas”.

La ley del PVEM, recordó, “fue cuestionada y en contra se manifestó el doctor José Sarukán, coordinador Nacional de la Conabio (Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad)”.

La propuesta fue retirada, y en caso de que se presente un nuevo borrador, no podría ser aprobada en la actual legislatura, dado que concluye el próximo lunes 30 y únicamente le restan cinco sesiones.

Comentarios