Despiden a Pitol en Xalapa; dudan sobre homenaje en la Universidad Veracruzana

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El último adiós del escritor Sergio Pitol fue en Xalapa, Veracruz, aunque entre una polémica sobre un posible homenaje que pretende rendirle la Universidad Veracruzana (UV) y la presunta negativa de ésta para la entrega de recursos a su tutor.

Tras su fallecimiento ayer por la mañana, este viernes los restos del autor de El arte de la fuga (1996) fueron velados en el parque memorial “Bosques del Recuerdo”. Y según su sobrina, la pintora Laura Deméneghi, sus cenizas serán llevadas a Querétaro.

Luego de las exequias, cuestionó que la UV quiera homenajear a su tío, cuando ha sido “negligente” con la entrega de recursos a su tutor reconocido por ley.

“¿Habrá homenaje póstumo? Pues eso está por verse, porque si (a la UV) no le importó Sergio Pitol estando vivo, ¿porque le va a importar estando muerto?”, aseguró.

La mujer denunció que desde septiembre de 2017 -cuando su padre, Luis Deméneghi, fue nombrado tutor del escritor-, han pedido a la institución que le entreguen a él los recursos correspondientes a su custodia.

“Sin esos cheques no había posibilidad de tener un servicio médico y (la Universidad) alegó y dio largas, solo reconoció a Adelina Trujillo, pero le entregaba el recurso a la segunda tutora”, explicó.

Según la entrevistada, la última respuesta del abogado general de la UV sobre la petición de los recursos, fue que el oficio con el que se solicitaron no era entendible ni claro y volvió a negarse.

Luego, recordó que, en el juicio ganado en septiembre 2017, Luis Deméneghi fue reconocido como el tutor legal, por lo que se le deben entregar a él los cheques por las regalías de la obra de su tío. No obstante, agregó que la Universidad ha retrasado el trámite de pago.

-¿Fue negligente la Universidad Veracruzana?

-Pues claro que hubo una negligencia. Lo más grave es que la Universidad Veracruzana reconoce por oficio a la primera tutora, pero entrega los cheques por 50 mil pesos a la segunda tutora.

Explicó que el recurso depositado a la segunda tutora se hacía a una cuenta de Sergio Pitol, pero en ocasiones tardaba hasta 10 días en entregarse.

Por último, Laura Deméneghi comentó que, con la rectora de la UV, Sara Ladrón, presente en el funeral, el diálogo “es abierto. Es bienvenida”.

Comentarios