“El Bronco” da carpetazo a acusaciones por firmas y asegura: no fui yo el que las falseó

MONTERREY, NL. (proceso.com.mx).- En el arranque de su campaña como candidato independiente a la presidencia, Jaime Rodríguez Calderón dijo que pretende ya no tocar el tema de las acusaciones en su contra por la falsificación de firmas y aseguró que no fue él quien incurrió en la irregularidad, sino voluntarios que levantaron los apoyos invalidados.

“El INE se equivocó. No tengo acuse de recibo. La FEPADE me puede convocar y diré: ‘dónde dice que yo mandé eso’. Ese es el argumento que pusimos en el Tribunal y tomó la decisión. Es historia que ya pasó y le daré carpetazo. Asumiré las consecuencias de lo que el INE tenga qué hacer en la FEPADE. Nosotros acudiremos”, señaló.

“Si el INE dice que hubo irregularidades, que denuncie. Finalmente, no soy yo el que comete irregularidades. Si alguien la cometió, que el INE lo demuestre. Y a quien el INE denuncie, tiene derecho a la defensa y a mi no me la dio. Tuvo que hacerle la plana el Tribunal y es evidente que el INE comete injusticias, no solo conmigo sino con muchos en México”, explicó “El Bronco”

Pese al episodio, que le ocasionó una demora de dos semanas para comenzar la campaña, agradeció a los funcionarios del Instituto Nacional Electoral que, al acusarlo de amañar apoyos, ocasionaron que un 40% más de mexicanos tuvieran la oportunidad de conocerlo.

Al finalizar el evento en el Domo Care, en terrenos de la Expo Feria de Guadalupe, dijo que los ataques e su contra pueden ser ocasionados por algunos consejeros electorales que sienten por él “odio y rencor”.

El de esta tarde fue un evento desangelado, acompañado de unas 5 mil personas a los que llamó “soldados cibernéticos” que no alcanzaron a llenar el coso, usado habitualmente como palenque, hasta donde fueron acarreados en autobuses simpatizantes de distintos puntos de Nuevo León y hasta de otros estados.

En un acto de campaña largo y monótono, hubo presentación de grupos que cantaron melodías alusivas a “El Bronco” y bailables, así como videos.

En su larga alocución, al igual que en el acto de precampaña, efectuado el año pasado, Rodríguez cicló el mismo discurso, en el que anunció que jubilaría a los partidos, daría más justicia a la distribución de recursos federales a Nuevo León y proporcionaría más autoridad a los profesores.

A falta de un mensaje fresco, con frases y expresiones que ya ha dicho con anterioridad, esta vez el mandatario con licencia de Nuevo León no pudo cautivar a su audiencia, que esperaba fastidiada la hora que terminara el evento, que inició después de las 11:00 horas.

La audiencia se avivó cuando dijo que no incluiría en su gabinete al aspirante del PRI, José Antonio Meade, sino a una persona emanada del pueblo que conociera los problemas de los ciudadanos.

“No podremos a un harvariano de secretario de Hacienda. Vamos a poner a un mexicano que haya salido de abajo, que haya crecido y sentido lo difícil que es pagar impuestos. Un mexicano que podrá entonces conducir la economía de este país”, señaló.

Como hizo en la campaña triunfal para la gubernatura de Nuevo León sin partido, dijo que ahora recurrirá a las 107 millones de cuentas de Facebook que hay en le país, según sus cálculos, para personalizar sus mensajes, pues, señaló, la comunicación masiva en política no funciona.

También dijo que cuando sea presidente le dará a todos los mexicanos su teléfono personal, para que se comuniquen con él aunque sea para “rayarle” la madre por Whatsapp, como actualmente ocurre con el dispositivo que utiliza como mandatario en Nuevo León.

Entre sus compromisos de campaña para el estado de donde es originario, dijo que extenderá hacia el oriente la línea 1 del metro hasta el municipio conurbado de Juárez, y que resolverá el problema del abasto de agua en la zona metropolitana con algunos planes de extracción e incluso con el recurso que extraería del río Pánuco, pero a través de un ducto que sería construido por la entidad estatal Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey.

También señaló que eliminaría las delegaciones federales para que sea cada estado el que se ocupe de su relación, directamente, con el gobierno federal.

Entre sus propitos figura también la continuación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que es necesario para recibir al tráfico aéreo del mundo.

Como chacota, añadió que designará a Andrés Manuel López Obrador, candidato presidencial de Morena, como director del puerto aéreo capitalino, pues es un especialista en aviación, “por los años que tiene sin trabajar”.

Comentarios