El ataque a Siria podría interpretarse como una demostración de fuerza de Trump: académicos de la UNAM

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El ataque aéreo de Estados Unidos contra Siria podría interpretarse como una demostración de fuerza del presidente de ese país, Donald Trump, aseguraron académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En conferencia de prensa, los investigadores Roberto Zepeda Martínez, del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN), y Víctor Francisco Olguín Monroy, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón, señalaron que la agresión de Estados Unidos, Francia y Reino Unido podría dar la impresión de que Trump tiene “más valor” en este tipo de acciones bélicas que su antecesor, Barack Obama

De acuerdo con los investigadores, tales ataques también podrían leerse como un factor de distracción por los escándalos personales en los que se ha visto relacionado Trump, además de su baja aprobación política, incluso la advertencia de que pierda la mayoría en el Congreso en las elecciones intermedias.

Zepeda Martínez y Olguín Monroy criticaron que el uso de misiles sólo “producirá más caos”, y advirtieron que no se trata del regreso a una guerra fría, porque no se trata de un conflicto ideológico, sino de un problema de reconfiguración mundial.

Al respecto, el primero consideró que el ataque a Siria es un mensaje a Rusia, Irán y Corea del Norte de que Estados Unidos y sus aliados en Europa están dispuestos a intervenir incluso militarmente contra naciones que utilicen ese tipo armas químicas.

Sin embargo, resaltó, hasta ahora no existe evidencia contundente de que el ataque con sustancias químicas en Duma haya ocurrido, y eso tampoco lo ha confirmado la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

“No hubo tiempo para una investigación a través del consejo de seguridad de las Naciones Unidas, sin embargo, Estados Unidos, Francia y Reino Unido decidieron atacar”, subrayó.

Por su parte, Olguín Monroy comentó que, así como debe condenarse el empleo de gas cloro o sarín, debe condenarse el uso de misiles tomahawk contra supuestas instalaciones militares sirias.

“El ataque no resuelve el problema de Siria, por el contrario, desde que inició el conflicto, lo que más existe en este país y las naciones limítrofes es una grave crisis humanitaria”.

Ambos investigadores coincidieron en que existe el riesgo de una escalada del conflicto, pues hay una importante presencia rusa en Siria.

“Si algún misil estadunidense llegara a afectar las bases militares de Rusia, probablemente la respuesta de Putin ya no sea tan moderada”, subrayaron.

Comentarios