El CCE pide a candidatos dejar “recetas mágicas” para los cuentos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La cúpula empresarial reprochó a los cuatro candidatos por la presidencia, la inviabilidad y superficialidad de sus propuestas, por lo que hizo un llamado a los contendientes a dejar “las recetas mágicas”, para los cuentos.

En rueda de prensa, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón soltó:

“Hasta ahora, las propuestas no han tenido la profundidad que necesitamos, se nos ofrecen objetivos pero no cómo lograrlos; se hacen muchas promesas que parecen inviables. Sabemos que, desde lo económico hasta lo social, México debe mejorar. Pero lograrlo requiere propuestas serias y viables, no recetas mágicas. Tenemos que dejar la magia para los cuentos”.

De acuerdo con el organismo, como nunca en la historia electoral del país, este 2018 se ha caracterizado por la alta participación de diferentes voces que van desde organizaciones civiles, empresariales y académicas que quieren enriquecer el debate con sus propuestas; sin embargo, esta actitud propositiva de la sociedad no ha tenido el eco deseado en los propios candidatos.

Para el CCE, México no necesita más propuestas vacías, que apelan a la demagogia, clientelismo y corporativismo.

“Seamos claros: la transformación de México no va a suceder por arte de magia ni de un día para otro. Es un trabajo de todos y en unidad. Todos los mexicanos sabemos que las salidas fáciles son puertas falsas”, puntualizó.

Las inquietudes del CCE

Juan Pablo Castañón puso sobre la mesa preguntas sobre tres temas en particular, de cara al próximo debate entre los candidatos: Seguridad, corrupción y democracia.

Sobre seguridad planteó “¿Cuál es su propuesta de modelo policial?, ¿cuál sería la relación entre cuerpos policiales de distintos órdenes de gobierno?”

También cuestionó “¿Cuál es su posición sobre la participación de las fuerzas armadas en la lucha contra el crimen organizado, y qué papel deben tomar en el futuro? Y, en caso de retirarlas de las calles, ¿cómo piensa sustituirlas?”.

Otra inquietud se enmarcó en la cuestión de “¿Cuál sería la estrategia específica para enfrentar al crimen organizado en el corto, mediano y largo plazo?”.

En el rubro de la corrupción, las preguntas fueron las siguientes:

“¿Cuál es la institución que usted cree que debe ser responsable de combatir la corrupción?; y, en caso de que coincida con nosotros, de que sea el Sistema Nacional Anticorrupción, ¿cuáles son sus principales deficiencias y fortalezas, y qué fortalecería de esta institución?”.

El CCE también lanzó “¿Está o no de acuerdo con una reforma al artículo 102 Constitucional, que soporte una verdadera fiscalía fuerte e independiente?”.

Por último, en el tema de la calidad de la democracia y la fortaleza de las instituciones, planteó de entrada “¿Está dispuesto a aceptar el resultado de la elección, incluso si no le favorece?; ¿Canalizará cualquier inconformidad por la vía legal y no de la protesta o la violencia?”.

En caso de resultar ganador, señaló, “¿Fortalecerá la representatividad de nuestro sistema político o promoverá un nuevo régimen de democracia directa?, ¿Cuál cree que debe ser el uso de los referéndums o consultas en el sistema democrático? ¿Respetará el sistema político de división de poderes a través del Poder Legislativo, el Poder Judicial y el Poder ejecutivo?”.

De esta forma, la iniciativa privada alzó la voz hacia los candidatos, de cara al próximo debate y remató:

“Las y los ciudadanos mexicanos exigimos un debate con propuestas serias, y sin descalificaciones. Nuestra decisión debe estar basada en el contraste y el diálogo de alternativas creíbles, responsables, y que vean por el interés nacional; no sólo para ganar. No en el espectáculo, la demagogia o el manejo de cámaras”.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios