Se desmarca la SFP: toca a la PGR investigar a Emilio Lozoya por Odebrecht

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Secretaría de la Función Pública (SFP) afirmó hoy que las sanciones impuestas a Luis Alberto de Meneses Weyll, el exdirectivo de la empresa brasileña Odebrecht, “son estrictamente en el ámbito administrativo y son autónomas a las investigaciones que se realicen por probables conductas delictivas”.

La dependencia a cargo de Arely Gómez añadió que sólo le compitió investigar los contratos celebrados por Odebrecht y sus filiales en México –en los que detectó “simulaciones e incumplimientos”–, por lo que las declaraciones de Meneses rendidas ante las autoridades brasileñas no se encuentran en sus expedientes de investigación.

Estas aclaraciones formaron parte de un boletín de cuatro párrafos que la SFP emitió hoy para desmentir, entre líneas, un reportaje de Reforma.

El reportaje, que se publicó en la primera plana del periódico, relacionó las sanciones que la SFP impuso ayer a filiales de Odebrecht y a dos de sus representantes legales –entre ellos De Meneses– con el hecho de que el exdirectivo de la empresa delató a Emilio Lozoya Austin.

De Meneses declaró a la Fiscalía brasileña que su empresa pagó 10.5 millones de dólares de sobornos a Lozoya, mientras éste coordinaba los asuntos internacionales de la campaña presidencial del priista Enrique Peña Nieto y, posteriormente, como director general de Pemex.

La SFP recordó que toca a las “instancias en materia penal” –la Procuraduría General de la República (PGR), en este caso– investigar el delito de cohecho, por el que Lozoya fue señalado en Brasil.

El martes pasado, la misma PGR se negó a entregar información sobre el avance de su investigación sobre los actos de corrupción de Odebrecht en México. La dependencia tampoco pudo precisar el tiempo de conclusión de sus indagaciones, iniciadas hace más de un año.

Comentarios