El Senado ratifica la firma del TPP-11 con cuatro acuerdos paralelos para el sector textil y de calzado

Sesión en el Senado de la República. Foto: Octavio Gómez El Senado de la República. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por una mayoría de 73 votos a favor de los legisladores del PRI, Partido Verde, PRD y una parte del PAN, el Senado ratificó el Tratado Integral y Progresista de Asociación Económica, mejor conocido como TPP-11.

El voto en contra fue de 24 senadores del bloque PT-Morena, quienes reprobaron el TPP-11 por los posibles daños para el sector textil y de vestido y calzado, así como en materia de derechos de autor en internet que pueden crear fórmulas de censura.

El TPP-11 se firmó en Santiago de Chile, el pasado 8 de marzo, por 10 países y México, sin la participación de Estados Unidos. Las otras naciones que integran el acuerdo son: Australia, Brunei, Canadá, Malasia, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, que integrarán un mercado de 200 millones de consumidores potenciales.

Al Tratado se anexaron dos resoluciones en respuesta a las preocupaciones del sector textil y del vestido, para que un grupo de trabajo dé seguimiento a esta división y para vigilar el respeto a las reglas de intercambio comercial con Vietnam y Malasia. Este tema generó un largo debate, ya que se calcula que podrá reducir el 30% del crecimiento de ese sector.

El senador priista Teófilo Torres Corzo, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores Asia Pacífico, afirmó que el TPP-11 estará acompañado de cuatro cartas paralelas, tres que se negociarán con Vietnam y Malasia, “para evitar impactos negativos en el plano nacional”.

A su vez, el senador panista Héctor Larios, presidente de la Comisión de Comercio, afirmó que este acuerdo es “histórico” porque “abrimos puertas con la ratificación al bienestar de muchos cuyo trabajo ni saben que tiene que ver con el comercio exterior”.

Argumentó que con este tratado se tendrá acceso a los mercados de Australia, Brunei, Malasia, Nueva Zelanda, Singapur y Vietnam, además de profundizar el comercio con Japón y consolidar relaciones estratégicas con Chile, Perú y Canadá.

Los promotores afirmaron que con este acuerdo México podrá incrementar sus exportaciones en 753 productos agrícolas e industriales, y se prevé un beneficio de exportación de hasta 23 mil millones de dólares en el sector agroalimentario.

En materia de propiedad intelectual se acordó la protección a 12 denominaciones de origen mexicano: tequila, mezcal, bacanora, sotol, charanda, talavera, ámbar de Chiapas, café de Chiapas, chile habanero de Yucatán, vainilla de Papantla y arroz de Morelos.

Los daños a los sectores textil y de calzado provocaron el voto en contra de panistas como Fernando Torres Graciano y Mariana Gómez del Campo.

En tribuna, los senadores Manuel Bartlett, coordinador del PT, Dolores Padierna, del bloque PT-Morena, y Alejandro Encinas, independiente, argumentaron en contra por la prisa en las negociaciones, las afectaciones en varias áreas de la economía y el escaso impacto que tendrá para beneficiar las exportaciones.

Padierna presentó una moción suspensiva al argumentar que no se consultó a la sociedad. “No ha habido una cabal evaluación y el estudio sobre los impactos que tendría este tratado”, afirmó.

En sentido similar, el senador Mario Delgado afirmó que mientras en los demás países hubo un proceso de consulta con sus sectores productivos, en México el Senado lo aprobó fast track y “a ciegas”.

 

Comentarios

Load More