Gobernador de Tabasco afirma que no se fue a Morena y que apoya a los candidatos del PRD

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador perredista Arturo Núñez Jiménez atribuyó a un posible error de asesores del candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade Kuribreña, el que en un mensaje de Twitter se le mencionara como un expriista que “ya se fue” a Morena.

Difundido el domingo 22 en la cuenta oficial de Meade, en el mensaje aparece un cuadro con el título: “Lo peor del PRI ya se fue a Morena”, con fotos de nueve personas alrededor de Andrés Manuel López Obrador, entre ellas la de Arturo Núñez.

También fueron colocadas las imágenes de Marcelo Ebrard, Manuel Camacho Solís, Miguel Torruco, Marcos Fastlicht, Alfonso Romo, Alfonso Durazo, Manuel Bartlett y Ricardo Monreal.

El tuit estuvo en la cuenta oficial del candidato presidencial de la coalición Todos por México desde el domingo en la noche hasta la mañana de este martes, cuando fue eliminado.

Al pedirle su opinión al respecto, Núñez Jiménez aclaró que como militante del PRD apoya a los candidatos del sol azteca y añadió:

“Yo quiero suponer que eso fue un error de alguno de sus operadores. Con José Antonio Meade en lo personal y con su familia, particularmente con su padre que fue mi compañero diputado federal, tengo una relación de amistad, pero es un terreno, el personal, donde tiene mi consideración y mi respeto pleno.

“Pero estamos también en el terreno de la política y ahí cada quien milita en un partido diferente”.

El tuit de Meade provocó desconcierto en Tabasco, la tierra del candidato puntero en la carrera presidencial, Andrés Manuel López Obrador, sobre todo por los elogios que el extitular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) ha prodigado a Núñez en sus visitas al estado.

En enero pasado, durante una gira por la entidad, como precandidato de los partidos Revolucionario Institucional, Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), Meade Kuribreña calificó a Núñez Jiménez como “un político talentoso”, “honorable”, con una “gran emoción de servir” y al que le tocó un entorno complicado en el estado.

“Le tengo un gran afecto, fue coordinador de mi papá en la Cámara de Diputados en 1997, y en mi familia ha sido ejemplo de erudición en materia de la política y en su diagnóstico”, manifestó en esa ocasión.

En Tabasco, el “efecto” López Obrador ya beneficia al candidato a la gubernatura de la coalición Juntos Haremos Historia, integrada por Morena y los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES), Adán Augusto López Hernández, quien según las encuestas encabeza la preferencia electoral.

“¿Y en Tabasco?, de acuerdo a esta encuesta que hace pública la empresa MassiveCaller, modestamente estamos arriba por 22.47% respecto del segundo lugar. Mi gobierno será para Reconciliar a Tabasco”, presumió Adán Augusto en un mensaje de Twitter el pasado jueves 19, con la gráfica de la encuesta.

La referida encuesta ubica en segundo lugar al abanderado de la coalición Por Tabasco al Frente (PRD-PAN-MC), Gerardo Gaudiano Rovirosa, nieto del exgobernador priista Leandro Rovirosa Wade.

Le sigue la candidata priista Georgina Trujillo Zentella, hija del exgobernador Mario Trujillo García. Y muy lejos los otros tres abanderados a la gubernatura: Oscar Cantón Zetina, del PVEM; el independiente Jesús Alí de la Torre, y Manuel Paz Ojeda del Panal.

Comentarios