“¡Cine sí, muerte no!”, repudian en marcha estudiantes por asesinato de compañeros en Jalisco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “¡No más sangre!”. Esa fue la proclama que surgió de las víctimas en 2011 y que este martes se volvió a escuchar en las calles de la Ciudad de México, luego de que al menos 500 estudiantes de cine salieron a manifestarse, tras la confirmación del asesinato de tres alumnos de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) de Jalisco.

Jóvenes de las Universidades de la Comunicación, del Centro de Capacitación Cinematográfico (CCC), del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) de la UNAM y de la Escuela Superior de Cine de Mantarraya, principalmente, marcharon esta tarde por los carriles centrales del Paseo de la Reforma rumbo a la Secretaría de Gobernación (Segob).

Acompañados de padres de familia, docentes y directivos de sus universidades, los jóvenes demandaron el esclarecimiento de las ejecuciones de Jesús Daniel Díaz, Marco Francisco García y Javier Salomón Aceves, quienes presuntamente fueron privados de la libertad y después asesinados y diluidos en ácido por miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), según informó la Fiscalía General jalisciense.

Los manifestantes denunciaron que no existe la suficiente certeza científica de las pruebas realizadas por dicha Fiscalía y expresaron “temor” a que se repita “otra verdad histórica”, como en el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero.

Ante el reclamo generalizado de los jóvenes, Diana Jaime, directora de Atención Ciudadana y Concertación Política de la Segob, y Héctor Echegaray, subdirector de Asuntos Metropolitanos del gobierno capitalino, hicieron pasar una comisión de tres alumnos –los voceros de las universidades participantes–, para dialogar con autoridades de la dependencia federal.

El encuentro duró casi 30 minutos. Al salir, los estudiantes informaron que, después de repudiar la violencia en el país, pidieron a las autoridades tener seguridad en sus rodajes, así como garantizar justicia para las familias de los tres universitarios asesinados en Jalisco.

Estas demandas, dijeron, se ampliarán una vez que entreguen un pliego petitorio a la Segob el próximo jueves 26 a las 16:00 horas.

Para esta entrega, llamaron a la comunidad artística y de todas las universidades a participar en una nueva marcha rumbo al Palacio de Cobián, así como ayudar con la firma del pliego petitorio.

“Sabemos que el sentir de todos es coraje e indignación, es que queremos que las cosas estén bien. Estamos hartos de que las cosas no pasen. Este es el momento de estar unidos”, afirmaron.

“¡Cine sí, muerte no!”

Bajo las consignas de “¡No son tres, somos todos!” y “¡Cine sí, muerte no!”, los estudiantes se reunieron en el Ángel de la Independencia e iniciaron su caminar a las 17:00 horas.

Aldo Gutiérrez, alumno y vocero de la Universidad de la Comunicación manifestó que la desaparición y muerte de jóvenes “no puede seguir ocurriendo”.

“Ellos salieron a realizar un ejercicio y ya no van a volver, ya no van a filmar su realización uno, ni van a entregar más trabajos en sus escuelas. Los estudiantes tenemos el compromiso de filmar discursos que denuncien y que correspondan a las necesidades de una sociedad, pero las autoridades tienen la obligación de protegernos” dijo.

Paola Tello, del Centro de Capacitación Cinematográfica y vocera estudiantil de esa misma institución, se pronunció contra la desaparición de cualquier ciudadano y expresó su “profunda tristeza” ante al asesinato de los universitarios tapatíos.

“Ante el México donde fácilmente se puede confundir un narcotraficante con un estudiante y constantemente se puede estar en el lugar y hora equivocado, rechazamos el asesinato y pedimos a las autoridades el esclarecimiento y hacer justicia. Pero la desesperanza y el enojo son mayores cuando nos enteramos que el Estado no es capaz de garantizar los derechos y la seguridad de sus ciudadanos. Ante la falta de certeza científica y las constantes irregularidades hacemos un llamado para la aplicación real de la ley”, reclamó.

Sebastián Rodríguez, del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos de la UNAM, señaló que la violencia e impunidad que se vive en el país “de forma cotidiana” ha llegado a una situación “intolerable”.

“Ante la incapacidad e incidencia del Estado para garantizar la seguridad de todos los mexicanos, nos unimos a las voces que claman justicia y un alto al derramamiento de sangre en este país”, dijo el también vocero.

Durante la marcha, el contingente se detuvo en dos ocasiones para insistir en el rechazo a supuestos actos vandálicos y daños al patrimonio del Paseo de la Reforma, de los que fueron acusados por policías que resguardaban su paso.

“Esta es una marcha pacífica, no somos delincuentes, somos estudiantes”, gritaron.

Luego, caminaron por el Paseo de la Reforma y llegaron hacia las 18:00 a las inmediaciones de la Secretaría de Gobernación, donde, como ya es común, una valla metálica les impidió acercarse a la sede de la dependencia federal.

“Tengo un chingo de rabia. Esto tenía que estar para protegernos, no para recibirnos. Hoy amanecimos con una tragedia más y ¿con qué vamos a amanecer mañana? ¿A quién protege la policía?”, cuestionó un estudiante que no se identificó.

La directora del CUEC, María del Carmen Lara Rangel, expresó que la violencia en las prácticas de los alumnos de cine ha aumentado y fustigó:

“Nosotros vamos a acompañar en solidaridad al CAAV y a esas familias y a los estudiantes. Mis estudiantes están indignados con esta situación, me pidieron que los acompañara. ¡Basta de sangre, exigimos que este gobierno detenga los asesinatos!”.

En la marcha también participaron la directora del CUEC, María del Carmen Lara Rangel y el vice rector de la Universidad de la Comunicación, Salvador Corrales Ayala.

Comentarios