Baja el desempleo en marzo, pero informalidad crece sin freno: Inegi

Vendedores ambulantes en Tepito. Foto: Eduardo Miranda Vendedores ambulantes en Tepito. Foto: Eduardo Miranda

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Pese a la disminución del desempleo en marzo pasado, la informalidad continuó al alza, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, el organismo de estadística señaló que la tasa de informalidad laboral fue de 56.9% en el tercer mes de 2018, porcentaje superior al reportado en febrero pasado, y mayor en 0.1 puntos respecto al de marzo de 2017.

Esta tasa de informalidad se refiere a la proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo.

Por su parte, la Tasa de Desocupación (TD), que se refiere al porcentaje de la Población Económicamente Activa (PEA) que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo, fue de 3.2% de la PEA a nivel nacional, proporción menor a la del mes precedente.

En su comparación anual, la TD descendió en marzo del presente año frente a la de igual mes de 2017 (3.2 contra 3.5%), con datos ajustados por estacionalidad.

Sin embargo, al considerar solamente el conjunto de las 32 principales áreas urbanas del país, en donde el mercado de trabajo está más organizado, la desocupación en este ámbito significó 4% de la PEA en el tercer mes de 2018, misma proporción que la del mes inmediato anterior, con cifras ajustadas por estacionalidad.

Las entidades federativas donde aumentó el desempleo en el tercer mes del año fueron Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Estado de México, Morelos, Nayarit, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Zacatecas.

De acuerdo con el Inegi, la Tasa de Subocupación (referida al porcentaje de la población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda) representó 7.3%. En su comparación anual, esta tasa fue mayor a la del mismo mes de 2017, que cerró en 7%%.

Load More