Indigna a españoles sentencia contra abusadores de una joven en los Sanfermines

MADRID (apro).— Se extiende la indignación en toda España en contra de la benevolente sentencia judicial contra cinco hombres, que se autodenominan La Manada, quienes violaron repetidamente a una mujer de 18 años en las fiestas de los Sanfermines, en Pamplona, en 2016.

Ante la ola de repudio social, el gobierno de Mariano Rajoy anunció este viernes que se analizará si los delitos sexuales están bien tipificados en el Código Penal.

El portavoz del gobierno, Íñigo Méndez de Vigo señaló que la petición del ministro de Justicia se produjo tras conocerse la sentencia en el juicio de La Manada y tras la indignación social que causó la decisión de los jueces de no calificar los hechos como un delito de agresión sexual.

Y es que, en contra del criterio de la Fiscalía que pedía 22 años a cada uno de los cinco agresores, los magistrados decidieron rebajar los hechos a un delito de abuso sexual en lugar de violación, al entender que no hubo “violencia ni intimidación”.

También te recomendamos

Asimismo, la petición de una mujer gallega en Change.org, consiguió durante las primeras horas más de 700 mil firmas de apoyo para pedir la inhabilitación de los tres magistrados de la Audiencia Provincial de Navarra (José Francisco Cobo Sáenz; Ricardo Javier González González y Raquel Fernandino Nost) encargados de dictar sentencia en el juicio de la Manada, después de que considerasen que “no existió violencia e intimidación”

La petición reza: “En un país en el que tenemos un problema de violencia machista tan grave, no podemos permitirnos jueces y magistrados que consideren que para que exista agresión sexual no basta con que cinco hombres agredan a una joven indefensa y en estado de embriaguez a la que, posteriormente, abandonan y roban el teléfono”.

Aunque la indignación es generalizada, sin embargo, fue más repudiado el voto particular del magistrado Ricardo González, que pedía la absolución de los agresores, porque en su opinión en el video que se grabaron los miembros de “La manada” agrediendo a la víctima solo se ve “jolgorio”, “regocijo”, “aceptación sexual”, incluso, asegura que la víctima muestra “excitación sexual”.

Sostiene que en los videos grabados por los acusados solo observa a cinco varones y una mujer practicando “actos sexuales en un ambiente de jolgorio y regocijo”.

Señala que, aunque es “innegable, por notorio y evidente, el juicio paralelo desde el primer día en este proceso”, la víctima “ha incurrido en tan abundantes, graves y llamativas contradicciones que las modificaciones introducidas en su relato durante el acto del juicio oral constituyen auténticas retractaciones”, tal y como si se estuviera juzgando a la víctima.

Incluso le recrimina que utilizara muchas veces la frase “no recuerdo”, en lugar de “contestar afirmativa o negativamente”.

En opinión del juez González, en los videos el rostro de la mujer muestra una “innegable expresión relajada, sin asomo de rigidez o tensión”, lo que “impide sostener cualquier sentimiento de temor, asco, repugnancia, rechazo, negativa, desazón, incomodidad”.

El conocido exmagistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, escribió un articulo de opinión (Eldiario.es) titulado “Vergüenza”, en el que critica con severidad la sentencia.

“No tengo palabras para expresar el sentimiento que me invade. La repugnancia que me provocan los hechos juzgados es solo equiparable al asco que siento por la manera en que se ha impartido justicia en este caso. El obligado amparo a esta cría de 18 años ha sido inexistente, por lo que se deduce de la sentencia y el voto particular, y el daño perpetrado a la confianza en la institución judicial muy grave”, apunta.

Añade: “La violencia e intimidación queda descrita en los hechos que se declaran probados. Se aprecia una contradicción entre estos, propios de una violación, y la condena por abusos sexuales. El voto particular es cruel en la forma y en el fondo. Innecesariamente despectivo hacia la víctima y la situación de extrema violencia descrita.

“No me merece respeto alguno esos jueces que describen una violación en toda regla y luego condenan por abuso”, subrayó.

Tras conocerse la resolución, el jueves, las calles de las principales ciudades se abarrotaron de manifestantes, mayoritariamente mujeres, en repudio a la sentencia y lanzando gritos de apoyo a la joven agredida con consignas como “no estás sola”; “nosotras somos la verdadera manada”; “no es abuso, es violación” o “si no nos matan, nadie nos cree”.

Algunas de estas concentraciones se extendieron hasta horas de la madrugada.

Hoy, la Fiscalía de Navarra anunció que va a presentar un recurso en contra de la resolución, por considerar que sí se produjo el delito de violación contra la joven de 18 años.

Comentarios