Mineros salen en defensa de Gómez Urrutia y advierten que serán vigilantes del proceso electoral

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La XL Convención General Ordinaria del Sindicato Minero estuvo enmarcada, principalmente, por el apoyo de agremiados y sindicatos internacionales al presidente y secretario general Napoleón Gómez Urrutia, candidato plurinominal de Morena al Senado, con el fin de que se ponga fin a la “persecución política” en su contra y pueda pronto regresar a México tras 12 años de exilio en Vancouver, Canadá.

Además, a la protesta se sumó el rechazo a los cambios a la reforma laboral, así la promesa de los mineros en la observación y vigilancia del actual proceso electoral.

Ante representantes de Noruega, Estados Unidos, Escocia y Nueva Inglaterra, así como de la organización sindical más importante del mundo, el Workers Uniting, que congrega a sindicatos de Reino Unido, Canadá y la Unión Americana, de manera virtual Gómez Urrutia inauguró el evento tras pedir dos minutos de silencio en memoria de su padre, el también exlíder minero Napoleón Gómez Sada, y de todos los trabajadores “caídos en la lucha sindical”.

A través de la pantalla, “Napito” planteó: “Han pasado, compañeros, 12 años de esa lucha tenaz, de esfuerzo, con una resistencia digna para defendernos y protegernos de todos esos ataques, calumnias y difamaciones que, de la forma más perversa, han creado por algunos de los políticos y empresarios más corruptos del país, y han seguido con esos ataques por su miedo, cobardía, a que nuestro sindicato continúe con la defensa de los derechos fundamentales de los trabajadores”.

Enseguida agradeció el apoyo de los líderes de IndustriALL Global Union, que agrupa a más de 50 millones de trabajadores de más de 150 países; a los 850 mil miembros de la United Steelworkers de Estados Unidos y Canadá; de la Unite the Union, de Inglaterra, así como a los representantes de Sudáfrica y de América Latina que le han manifestado su respaldo desde 2006.

“Es una lucha que ha ido más allá de las fronteras de México. Es una lucha que se ha internacionalizado porque aquellos que nos atacaron, de manera torpe, ignorante y perversa, no sabían con quién estaban tratando, porque los mineros somos de un metal muy duro”, celebró.

En su discurso, el director nacional para Canadá de la United Steelworkers, Ken Neumann, consideró que se vive un momento “decisivo en la historia de México”, como es la elección más importante de la historia electoral del país.

“Primero, porque Napoleón Gómez y los mineros nos acompañan en la lucha por la dignidad y la justicia y nosotros los acompañamos a ustedes. Ya sea en las minas de Asarco en Arizona, donde Grupo México ha violado los derechos de nuestros miembros mientras ataca a los mineros y destruye el medio ambiente en México”.

Ante los convencionistas, Neumann puso como ejemplo que, en Lázaro Cárdenas, Michoacán, un centenar de los trabajadores del acero marchó hace dos semanas para recordar a los dos mineros asesinados en la huelga de 2006.

O en la planta de Carrier, en Indiana, “donde los mineros se unieron a nosotros en la lucha contra la subcontratación de los trabajos de los trabajadores acereros en México”, indicó.

Un ejemplo más, señaló, fue la lucha contra una empresa canadiense, Torex Gold, que se ha negado a respetar las demandas de los trabajadores en la mina Media Luna, en Guerrero, lo que ha provocado la muerte de los obreros.

“No nos vendemos y no nos rendimos, porque somos mineros y acereros que luchamos, con mucha dignidad, por todos los trabajadores en América del Norte”, sentenció.

Luego resaltó que acudían a México porque tienen la oportunidad de cambiar las reglas de la economía de América del Norte “que perjudican a las y los trabajadores en todos nuestros países. El sistema de contratos de protección y los sindicatos dominados por los patronos en México mantienen los salarios bajos y condena a millones de trabajadores a la pobreza”, agregó.

También destacó que los bajos salarios en México alientan a las empresas a cerrar fábricas y recortar los salarios en Canadá y Estados Unidos, aunque “la solución es muy simple: ¡Salarios más altos para las y los trabajadores en México!”.

La reforma laboral

Neumann consideró que para lograr lo anterior se debe acabar con los sindicatos corruptos, sometidos que no defienden a los trabajadores.

“Ustedes hicieron un gran comienzo, el mes pasado, al derrotar el mal dictamen de la reforma laboral, patrocinado por los senadores de la CTM y la CROC. Ahora, en las negociaciones del TLCAN tenemos la oportunidad de establecer protecciones fuertes para los derechos de los trabajadores para elegir a sus propios sindicatos y negociar contratos colectivos justos”, indicó.

Luego celebró que Gómez Urrutia encabece esta lucha no sólo en México, sino en Canadá y en Estados Unidos, por eso, dijo, los trabajadores del acero exigimos a los gobiernos de Canadá y Estados Unidos que digan a México: “No al TLCAN sin que se respeten los derechos de los trabajadores mexicanos”.

Igual se refirió a la existencia de “la promesa de un cambio político histórico en México el 1 de julio” pero, aunque no es ciudadano mexicano, “a diferencia de algunos de sus líderes políticos yo respeto la Constitución mexicana”, comentó sobre el proceso electoral en curso.

Además, sostuvo que no concibe a alguien mejor calificado como senador que a Gómez Urrutia. Y agregó: “El candidato que decidió poner a Napoleón en su lista es un tipo bastante inteligente”, señaló el líder sindical canadiense, en alusión al presidenciable Andrés Manuel López Obrador, a quien no mencionó por su nombre.

En el acto, además de los internacionalistas, acudió la exdiputada federal Luisa María Alcalde, propuesta por López Obrador como futura secretaria del Trabajo; Marcelo Ebrard, coordinador de campaña del tabasqueño por la primera circunscripción electoral, la cual comprende los estados de Jalisco, Nayarit, Sinaloa, Sonora, Baja California Sur y Norte, Chihuahua y Durango.

También estuvieron presentes el coordinador del Partido del Trabajo, Alberto Anaya, y alrededor de 50 empresarios.

 

Comentarios