“No habrá impunidad” en actos pendientes de ETA, advierte Rajoy

MADRID (apro).- El presidente español Mariano Rajoy aseguró que el anuncio de la disolución de ETA es un reconocimiento de la banda de que “toda su historia ha sido un fracaso”, pero también anunció que por este desenlace “no habrá impunidad” ante los actos pendientes del grupo terrorista.

En una declaración institucional leída este viernes, tras el anuncio que hizo ayer la banda, Rajoy señaló que “la historia de ETA no es más que el relato de quienes pretendieron instaurar un régimen de terror, porque era la única forma de conseguir unos objetivos políticos que no podían lograr de forma democrática”.

Consideró que fue el “testimonio de las víctimas el que desnudó” la auténtica naturaleza criminal del proyecto de ETA, y el que “lo convirtió en algo simplemente detestable”.

“Ese es el relato que quedará para siempre de la historia de ETA, el fracaso inapelable de un proyecto político corrompido por la violencia”, agregó.

El presidente español hizo un amplio homenaje para todas las víctimas “sin excepción, sin distingos y sin categorías”, porque “a todas ha igualado en su fanatismo criminal la violencia. No hay lugar para las justificaciones ni para las excusas, nada justifica tanto dolor y tanta impiedad”. “Por eso hoy los protagonistas no pueden ser los asesinos, sino las víctimas”.

Esta parte de su mensaje dio respuesta a ETA, que en su comunicado de hace unos días pedía perdón “por el daño causado”, pero hacía distinciones entre las víctimas de lo que sigue llamando “el conflicto vasco”.

En su mensaje, el mandatario destacó que con el anuncio de su disolución después de cincuenta años, ETA ha reconocido “que toda su historia ha sido un fracaso. No ha logrado ninguno de los objetivos políticos que se marcó en su larga historia criminal”.

“Los terroristas –prosiguió– no consiguieron ningún rédito por matar, tampoco por dejar de hacerlo hace ya algunos años. Y no van a obtener tampoco nada por anunciar su disolución”.

Como ya lo había dicho, recalcó que no va a obtener nada por anunciar su disolución. “Los crímenes de ETA se seguirán investigando; sus delitos se seguirán juzgando y, en su caso, condenando, y las condenas se seguirán cumpliendo. No hubo ni habrá impunidad. Nada les debemos y nada tenemos que agradecerles porque ahora asuman que abandonan definitivamente la violencia”.

Comentarios