Declaración de Arnaga aplaude el fin de ETA y pide una “solución global, justa y duradera” para el País Vasco

MADRID (apro).- Los representantes internacionales que participaron hoy en la Conferencia Internacional de Cambo (sur de Francia) hicieron pública la Declaración de Arnaga en la que dieron la bienvenida a la disolución de ETA, lo consideraron un “momento histórico”, pero invitaron a ver al futuro, para que se ponga en marcha “un proceso de reconciliación” que desemboque en una “solución global, justa y duradera” para el País Vasco.

Uno de estos representantes internacionales, elexcandidato a la presidencia de México, Cuauhtémoc Cárdenas, señaló en una primera intervención que el fin de ETA representa “un momento histórico para toda Europa, ya que marca el fin del último grupo armado del continente”.

Posteriormente, al leer en español la referida Declaración de Arnaga –se hizo en varios idiomas–, Cárdenas señaló que tal como lo plantearon en la Declaración de Aiete, en 2011, los representantes internacionales “creemos que construir una paz necesita de diálogo político entre los actores principales. Recurrir sólo a medidas de seguridad y prisión es raramente eficaz. La paz no es un juego de suma cero, sino un asunto de voluntad política, donde ambas partes se ponen de acuerdo para alcanzar sus objetivos de forma pacífica, a través de medios políticos y democráticos”.

El presidente de la Fundación para la Democracia señaló que “hoy es un buen día para el País Vasco, España, Francia y toda Europa”. Y explicó que esperan que “más temprano que tarde, con el esfuerzo de todos, una solución global, justa y duradera se alcanzará en el País Vasco”.

El exjefe de gobierno de la capital de México aseguró que con base en la experiencia de ellos como observadores internacionales en otros conflictos en los que han estado involucrados, esa solución es algo que requiere mucho tiempo.

“Heridas profundas perduran; familias y comunidades permanecen divididas. Debe haber más esfuerzos para reconocer y asistir a todas las víctimas. Esto requerirá que todas las partes sean honestas sobre el pasado, y hará falta un espíritu de generosidad para curar y reconstruir una comunidad compartida”.

Asimismo, dijo que aún están por resolver asuntos importantes como el de “los presos y las personas que se encuentran huidas, y hacen falta esfuerzos duraderos para llegar a una total normalización de la vida cotidiana y política en la región”.

El documento está firmado por el exlíder del partido Sinn Fein de Irlanda del Norte, Gerry Adams; el exprimer ministro irlandés, Bertie Ahren; los políticos socialistas franceses Pierre Joxe y Hubert Vedrine; el diplomático Jonathan Powell, exmiembro del equipo de gobierno de Tony Blair; el exdirector general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Michel Camdessus, y Cuauhtémoc Cárdenas, quien asistió como presidente de la Fundación para la Democracia.

Cárdenas es uno de los firmantes de la Declaración de Aiete, en octubre de 2011, que pidió a ETA el cese definitivo de la violencia, paso que la banda armada cumplió.

Y en 2013 impulsó el Encuentro Continental por la Paz en el País Vasco, uniendo a líderes y organizaciones de América Latina en apoyo al Pueblo Vasco.

Durante la conferencia, el exlíder del PRD señaló en la breve intervención que “debemos todos congratularnos porque se haya concluido un periodo de lucha armada y haya entrado en una etapa de paz constructiva”.

“Estamos al final de un ciclo, pero al principio de otro”, abundó, y opinó que los objetivos por los que ha venido luchando el pueblo vasco siguen vivos.

Finalmente, vaticinó que “seguramente veremos que quienes han estado participando estarán sumándose, integrándose en nuevas organizaciones, buscando una participación individual de muy distintas formas para alcanzar estos objetivos de unidad del País Vasco y del reconocimiento de sus derechos a través de la participación política por las vías institucionales”.

Comentarios