Otto Granados fustiga a quienes exponen “ocurrencias” sobre la reforma educativa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Otto Granados, titular de la SEP, expuso que una reforma educativa como la que se aplica en el país es demasiado importante como para sacrificarla por los intereses de coyuntura, y que los “datos duros” desmienten “ocurrencias” sobre la misma.

También sostuvo que en la búsqueda de rentabilidad electoral o mediática todavía se escuchan voces que impunemente insisten en que no es una reforma, sino meros ajustes administrativos, que no es aceptada en la sociedad, que ha sido mal instrumentada y que no da resultados.

Sin embargo, Granados Roldán insistió en que los “datos duros” desmienten categóricamente “estas ocurrencias”, ya que la reforma educativa, para empezar, es la mejor valorada en todas las encuestas nacionales levantadas entre población abierta y en vivienda, en tres momentos del año pasado, destacó Notimex en un despacho informativo emitido este jueves 10.

El titular de la SEP aseguró que ya se empiezan a observar cambios positivos en la calidad y el desempeño del magisterio y, según un análisis del Banco Mundial, los docentes que entraron al sistema, después de creados los mecanismos del Servicio Profesional Docente, parecen estar relativamente más calificados.

Se dice, apuntó, que esta reforma ha sido mal implementada, pero gracias a ella se pasó de un sistema opaco, corrupto y discrecional en la profesión docente, a otro basado en el mérito, la transparencia y el esfuerzo.

Igual consideró que no bastan buenos maestros y buenas escuelas, sino también todos los contenidos, y ahí reside el corazón del nuevo modelo educativo, cuya primera etapa se pondrá en marcha a partir de agosto.

Granados Roldán participó en la ceremonia de presentación de la revista “El mundo de la educación”, en el auditorio “Jaime Torres Bodet” del Museo Nacional de Antropología.

El funcionario señaló que varios gobiernos tal vez quisieron, pero no pudieron, o no supieron impulsar una reforma a fondo, porque no tuvieron la voluntad política necesaria, o se toparon con lógicas que rehuyeron el natural conflicto, o simplemente eligieron la comodidad de la inercia.

“No es coincidencia que, justo ahora, reaparezcan varios de los causantes de la crisis educativa del pasado, buscando recuperar el territorio que fue suyo hasta hace poco”, advirtió.

Otto Granados expresó que no es una casualidad que en los últimos años se lleve a cabo una discusión sobre el modelo educativo, la cual se ha intensificado a veces con “ocurrencias y clichés”, otras con sabiduría y sentido reflectivo, pero que al final del día refleja que la educación ya está en un lugar central de la agenda pública nacional.

Por último, enfatizó que los mayores éxitos de esta reforma se irán registrando en los próximos años, en la medida en que sucede en todos los países y su instrumentación siga con igual o mayor energía, y eso depende de una constelación de actores porque al final del día la educación es un bien público y corresponde preservarla como tal.

Comentarios