Estudiantes de la UAEMex reclaman seguridad, tras la muerte de otra alumna

Exigen seguridad en la UAEMex tras asesinato de una alumna de Ciencias Políticas. Foto: especial Exigen seguridad en la UAEMex tras asesinato de una alumna de Ciencias Políticas. Foto: especial

TOLUCA, Edomex. (apro).- Por tercer día consecutivo, estudiantes de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex) se movilizaron en exigencia de seguridad para la comunidad estudiantil y solución al ambiente de violencia en la entidad y el país, tras el hallazgo el miércoles 9 del cuerpo de Areli Lizbeth Salazar Segura, alumna de Humanidades.

La muerte de Areli se suma a la de tres universitarios de un año a la fecha, pero los jóvenes advierten que además son víctimas frecuentes de asaltos en las inmediaciones de la institución y en el transporte público.

Los estudiantes de Ciencias Sociales realizaron un paro al que denominaron “Nos queremos vivos”, dispusieron en el patio butacas con los nombres de los jóvenes asesinados, emitieron un posicionamiento público, tomaron de manera simbólica la Dirección, y exigieron a su titular y al rector, Alfredo Barrera, pronunciarse de manera contundente sobre los hechos e implementar medidas eficaces que contribuyan a la erradicación de la violencia en la entidad, al esclarecimiento de los casos enlistados y a la prevención.

La muerte de la joven, quien había desaparecido desde el sábado anterior, es investigada como un probable suicidio, en virtud de que a un lado de su cuerpo se encontró el arma y dentro de su mochila balas del mismo calibre.

No obstante, los alumnos exigen que se clarifique el caso y advierten que, de confirmarse esta hipótesis, de cualquier forma resulta preocupante porque sería el segundo suicidio en lo que va del año dentro de la comunidad estudiantil, sin contar los asesinatos de tres compañeros de la Universidad.

Igual destacaron la necesidad de que las autoridades universitarias los escuchen y contribuyan a resolver la problemática que los afecta, en lugar de restringir su actuación a las condolencias; y demandaron que los crímenes no queden en el olvido:

“Estamos ante una normalización de la violencia; hace unas semanas pasó con los chicos de Jalisco, todos nos indignamos y ya quedó en el olvido; está el caso Ayotzinapa; hace un año, un compañero de la Facultad fue secuestrado y asesinado; hace unos años igual pasó con un profesor de Medicina y su familia, y todo quedó en el olvido… Es un problema estructural y necesitamos ser escuchados”, dijeron.

En el manifiesto, turnado al director de la Facultad, advierten que se sienten cansados de ver morir a su gente sin que su casa de estudios se involucre. “No somos la Universidad de las estafas ni de la hipocresía y palabras vacías, ni la que se mantiene al margen de los problemas”, destacaron.

Por tanto, exigieron al rector ser agente activo en el esclarecimiento de los casos de violencia y emitir un posicionamiento claro sobre la problemática.

Además, demandaron esclarecer los hechos y mayor seguridad en las instalaciones; atención, apoyo y asistencia jurídica a los familiares de Areli, Josué Carlos González, Maribel González Bernal y Víctor Manuel Estrada.

De igual manera, exigieron que la reforma a la Ley General de la UAEMex (que se debate entre la ampliación del periodo del rector de cuatro a seis años o la reelección) considere la creación de instancias para atender la desigualdad y violencia social, con el fin de que no se trate sólo de palabras vacías que nada resuelven.

También pidieron firmar un convenio o acuerdo para que el gobierno se comprometa a salvaguardar la seguridad de los universitarios, y no imperen la impunidad ni omisión cuando se atente contra la comunidad estudiantil.

Finalmente, solicitaron que, en apego al artículo tercero del estatuto universitario, la institución implemente acciones que abonen al debate, la generación y divulgación de información, la participación y emisión de propuestas que promuevan valores como la honestidad, la transparencia, la rendición de cuentas, el fomento de valores y principios.

“En el transcurso del año, 70 mujeres han sido asesinadas en la entidad, y en el país se cuentan por decenas de miles los desaparecidos… Urge contribuir para mejorar las condiciones sociales ante la pasividad de las autoridades”, señalaron.

En respuesta, el director de la Facultad, Aurelio Cienfuegos, aseguró que la Universidad abona en el combate a la violencia con la Maestría en Estudios para la Paz; con la seguridad de los estudiantes a través del Potrobús, y con recomendaciones para que sean responsables en el uso de las redes sociales y el teléfono celular.

No obstante, se comprometió a llevar la voz de los jóvenes a las instancias correspondientes para que hagan un llamado a las autoridades a resolver la problemática, pero rechazó acompañarlos a distribuir su manifiesto ante las autoridades, arguyendo compromisos de agenda para este día.

Apenas este jueves 10, un grupo de estudiantes de varias facultades realizó una marcha del monumento al Maestro al centro de la capital; el llamado, no obstante, sólo fue atendido por una veintena de inconformes, fundamentalmente de la sociedad civil.

Lucía Carbajal, estudiante de Lenguas, lamentó la indiferencia social y de la Universidad frente al fenómeno de la violencia.

En tanto, el investigador Fermín Carreño advirtió que entre los jóvenes hay una sensación de desesperanza por la falta de alternativas, y que los profesores se limiten a compartir en las aulas sus conocimientos, pero no se sensibilicen con los problemas de los alumnos; la formación acrítica, lamentó, de nada sirve.

El día anterior, al enterarse del hallazgo del cuerpo de la chica, estudiantes de la Facultad de Humanidades salieron de sus salones y se congregaron en el patio para lamentar el hecho y expresar su temor por la inseguridad.

Apenas este día, el rector Alfredo Barrera dijo compartir las inquietudes de los jóvenes y respetar su libertad de expresión y organización, aseguró que se mantiene en contacto con la familia de Areli e indicó que la casa de estudios ya solicitó a la Fiscalía mexiquense (FGEJM) acreditar a la abogada general, Luz María Zarza Delgado, para que se integre a la investigación.

También afirmó que se han reforzado las medidas de vigilancia al interior de los campus, mientras para la exterior se comprometió a solicitar el apoyo de los gobiernos municipales.

Comentarios

Load More