Miguel Sabido, premiado en Indonesia, exige respuestas a los candidatos

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Con el conocimiento y experiencia de quien sabe de lo que habla, el padre de “la televisión de entretenimiento con beneficio social”, el dramaturgo y productor Miguel Sabido, tras su regreso a Mexico desde Indonesia donde fue galardonado con cinco reconocimientos, increpó a los candidatos presidenciales desde Proceso:

“¿Cómo van a involucrar a la sociedad para cumplir sus promesas? Nadie ha dicho cómo.”

El también poeta y guionista, a sus ochenta años, recibió los premios durante diversas conferencias realizadas en Bali, Indonesia, a donde fue invitado a la International Social and Behavior Change Communications (SBCC) Summit. Los galardones llegaron de Kenia, Tanzania, el gobierno de la India, una medalla honoraria por parte del gobierno de México, y el que consideró como “muy especial”: el Premio Mundial de Comunicación 2018.

El dramaturgo, quien llevó una doble educación como niño indígena y criollo, dijo a Proceso que se tratan de preseas que coronan su carrera y por ello no tiene nada que perder para expresar su descontento ante las propuestas de los candidatos durante el primer debate presidencial:

“No tengo nada que perder, no quiero que AMLO me nombre asesor, ni Ricardo Anaya me tenga en su gabinete, ni Meade me dé un huesito en alguna secretaría, sólo intervengo como ciudadano alarmado ante la posición de mis candidatos, estoy alarmado, son falsas promesas, ¿dónde está la realidad, lo concreto, donde están las propuestas reales? El 60% de los mexicanos no tiene acceso a internet, ni puede comprar un boleto de teatro ni salir de vacaciones, la televisión es todo lo que tienen y no tocaron ese tema en lo más mínimo. Ninguno de ellos es capaz de decir cómo van a convencer a la sociedad para resolver los problemas, no son Midas, se tienen que apoyar en la sociedad.
“Me dan estos premios y me encuentro con la farsa de la confrontación de los candidatos que vuelven a caer en el paradigma de ‘yo voy a hacer’.”

–Pero ¿hay que votar?

–Eso sí, hay que votar. Es una contradicción: No hay por quién votar, pero hay que votar, porque nos tienen contra la pared. En la misma encrucijada que estoy yo están millones de mexicanos. Ninguno les está ofreciendo realidades concretas.

El creador de la llamada “televisión de entretenimiento con beneficio social”, que los estadunidenses llamaron Entertainment Education (EE), comprobó su metodología durante los años de trabajo en que Sabido fue productor en Televisa, con telenovelas históricas como La tormenta, Los caudillos, La Constitución, Senda de gloria y Ven conmigo. En esta última promovió la educación e impulso el Plan Nacional de Educación para Adultos, al cual se inscribieron 967 mil personas, de las que terminaron la escuela primaria medio millón (Proceso, 1311).
Así como Acompáñame, Caminemos y Vamos juntos, que la ONU destacó como factor fundamental para reducir la explosión demográfica del 3.7 al 2.4 % en el país.

–¿Qué pasa con internet? Porque se dice que la televisión está en declive.

–Un veinte o treinta por ciento de la población ha migrado a plataformas como Netflix, es cierto, la manera de acercarse a los jóvenes ahora es con los vloggers es un tema muy importante, Yuya tiene 21 millones de usuarios, Galatzia tiene 2.6 millones, ¡los ven millones!, y hay que trabajar con ellos, con los jóvenes.

“Pero la masa del pueblo, el sesenta por ciento que no tiene dinero para una computadora y pagar internet, sigue viendo programas de la televisión y los van a seguir viendo. ¿Qué aprende la audiencia ante telenovelas con temas de narco? Es la indignificación de la familia mexicana.”

–¿Qué deben exigir los mexicanos de la televisión?

–Televisión con responsabilidad social. Hay un tip importante: durante el próximo sexenio se va a renovar o no la concesión de los canales 2, 4 y 5. El gobierno tiene una red de 40 canales y paga a las estaciones para comunicarse con su pueblo, ¿por qué no ordenar ese aparato de comunicación para comunicarse verdaderamente con los ciudadanos? Ninguno de los candidatos habló de eso.

“Los concesionarios no son dueños de los canalaes, son dueños de estudios, vestuarios, los verdaderos dueños somos nosotros, todos los mexicanos. Por eso se llaman concesionarios, porque se los concedemos, y eso implica una responsabilidad social. Exijámosla.”   

Este texto se publicó el 6 de mayo de 2018 en la edición 2166 de la revista Proceso.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios