La Fiscalía pide a PGR e Interpol ayuda para localizar a exfiscal de Javier Duarte

XALAPA, Ver. (apro).- La Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) y a la Interpol México la alerta migratoria y publicación de una ficha roja para “facilitar” la detención del exfiscal en el sexenio de Javier Duarte de Ochoa, Luis Ángel Bravo Contreras, prófugo de la justicia desde el pasado viernes y acusado de participar en el delito de desaparición forzada y entorpecer y encubrir el hallazgo de 13 cadáveres en enero de 2016.

En el oficio FGE/DCP/3497/2018, la FGE le pide a Francisco Almazán Barocio, director general de Asuntos Policiales e Internacionales, y a la Interpol que apoyen en la localización de Bravo Contreras para que responda por la carpeta de investigación y el proceso penal 103/2018 por el delito de desaparición forzada de personas, en el caso concreto, en la desaparición y posterior privación de la vida del expolicía estatal, David Lara Cruz.

Ayer, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, informó que la FGE obtuvo orden de aprehensión contra Bravo Contreras por su probable participación en “desaparición forzada” y el delito de entorpecimiento en la investigación de este ilícito, constante en la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) y la FGE durante el sexenio de Duarte de Ochoa.

En rueda de prensa, posterior a la realización del Grupo de Coordinación Veracruz (GCV), Yunes Linares también informó que el gobierno ofrece una recompensa de hasta cinco millones de pesos para quien coadyuve en la ubicación y detención del exfuncionario estatal.

A decir del actual gobernador, Luis Ángel Bravo ordenó “ocultar” el hallazgo de 13 cuerpos en la barranca conocida como “La Aurora” y “alterar” la escena del crimen.

“El día 19 de enero del 2016 fueron localizados los restos de al menos 19 personas, esos cuerpos habrían sido arrojados por servidores públicos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), él públicamente admitió el hallazgo de solo seis cuerpos, de los 13 cuerpos que ocultaban”, dijo.

Yunes Linares señaló que, incluso, el cuerpo del expolicía estatal David Lara Cruz fue removido de “La Aurora” a una congregación de Alto Lucero. Este policía fue privado de la vida por sus mismos compañeros.

En la reconstrucción de hechos de esta aceitada red para desaparecer personas, Yunes Linares señaló que los 12 cuerpos restantes que no fueron reportados ni al Servicio Médico Forense, ni a la opinión pública, fueron entregados al SSP, Arturo Bermúdez Zurita -ya en prisión por el delito de desaparición forzada- por instrucción directa de Bravo Contreras hoy buscado por la justicia y por Rosario Zamora, exdirectora de Investigaciones Ministeriales, recientemente detenida por el delito de desaparición de personas.

En el sexenio de Duarte de Ochoa, Bravo Contreras fue presidente del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información (Ivai) y Fiscal General del Estado (FGE) a propuesta del propio Duarte.

Ya en el gobierno de Yunes Linares, regresó a su despacho a litigar en Córdoba, su ciudad natal, donde solía presumir su amistad con el panista Diego Fernández de Cevallos, a quien llamaba “mi jefe Diego”.

Colectivos demandan justicia

Ayer y hoy, diversos colectivos de familiares desaparecidos han manifestado su beneplácito por la orden de aprehensión girada contra Bravo Contreras. Sin embargo, consideraron que también se debería hacer justicia e ir contra otros procuradores de justicia en el sexenio de Duarte, como Amadeo Flores Espinosa -exlíder del PRI y cuyo hijo, Amadeo Flores Villalba, despacha hoy como magistrado-, así como el hoy litigante, Reynaldo Escobar Pérez.

Según los inconformes, ellos también entorpecieron investigaciones de jóvenes desaparecidos.

La integrante del Colectivo Solecito, Lucia Díaz Genao, consideró que la FGE también debe de ir detrás del exprocurador de Justicia, Amadeo Flores Espinoza.

En entrevista, aseguró que existen razones para creer que este participó en los casos de desaparecidos en el Estado. “Tengamos confianza en que ellos van a seguir agarrando”, dijo.

A su paso por la Procuraduría General de Justicia de Veracruz -actualmente Fiscalía-, Flores Espinoza fue jefe directo e impulsor de Rosario Zamora González, exdirectora de investigaciones ministeriales en la administración de su sucesor Luis Ángel Bravo Contreras.

“No basta con la detención de Luis Ángel Bravo. No lo vemos mal, al contrario, lo recibimos con beneplácito, pero este gobierno tomó las detenciones como algo mediático y ahorita electoral”, criticó.

Efraín Martiz, padre del cantante de “La Voz México”, Gibran Martiz, “levantado” por policías estatales y después privado de la vida, presuntamente bajo la orden de Arturo Bermúdez, recordó que cuando ocurrieron los hechos -en enero del 2014- el responsable de la justicia era Amadeo Flores Espinosa, quien renunció al cargo después de la desaseada investigación que determinó que el joven murió durante un enfrentamiento con una banda de delincuentes.

Flores Espinoza dejó la titularidad de la Procuraduría para ser impulsado por Duarte como líder estatal del PRI y su hijo, sin carrera judicial, como magistrado del Tribunal Superior de Justicia.

“Fue Amadeo Flores quien entorpeció la investigación y no hizo nada por protección a Bermúdez. Cuando entra Bravo Contreras, él me prometió que no se iba a comer eso, pero tampoco hizo nada para investigar y castigar al gran responsable en ese entonces, el titular de la SSP, Arturo Bermúdez. Le tenía miedo, terror, Luis Ángel a Bermúdez y por eso lo protegía, igual que el otro”, dijo.

Actualmente, por el delito de desaparición forzada en el sexenio de Javier Duarte, hay 19 policías estatales en prisión, entre ellos los jefes policiacos, Arturo Bermúdez Zurita, extitular de la SSP; Oscar Sánchez Tirado, exjefe de Prevención y Reinserción Social; y Roberto González El Teniente Meza, exdirector de la Fuerza Civil.

Además, están cinco exintegrantes de la FGE, entre ellos, Rosario Zamora González La Chacala, exdirectora de Investigaciones Ministeriales. Y aún prófugos de la justicia están Nabor Nava Holguín, exsubsecretario de Seguridad Pública y Luis Ángel Bravo Contreras, extitular de la FGE.

 

Comentarios