Margarita Zavala deja elección entre guiños de Anaya y una campaña que tocaba fondo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A 47 días de la elección, Margarita Zavala Gómez del Campo anunció este miércoles el retiro de su candidatura independiente a la Presidencia de la República.

En un adelanto de su participación en el programa Tercer Grado, Zavala dijo: “Decirle a los ciudadanos que retiro la candidatura de la contienda por un principio de congruencia, por un principio de honestidad política, pero también para dejar en libertad a los que generosamente me han apoyado”.

La entrevista completa se transmitirá esta noche, a las 23:00 horas, por Televisa.

La campaña de Zavala -ubicada en la mayoría de encuestas y sondeos en el penúltimo sitio de preferencias, sólo por arriba de Jaime Rodríguez Calderón-, iba cuesta abajo.

Ayer, el semblante de Margarita Zavala no era el más optimista durante y después de la reunión nacional de consejeros regionales de BBVA Bancomer, celebrada en el Hotel Camino Real de Polanco.

De salida del acto con los banqueros y acompañada de su vocero, Jorge Camacho, la esposa del expresidente Felipe Calderón caminó con los brazos cruzados, el rostro sin alegría, apenas esbozos de sonrisa frente a los reporteros, quienes reiteraron las preguntas sobre su posible declinación y las dificultades del escaso financiamiento de su campaña.

Zavala Gómez del Campo respondió como siempre: Que no es partidaria del “voto útil”, que cree en el voto de conciencia, en el voto razonado del ciudadano.

La exprimera dama reapareció en un acto público luego de cuatro días consecutivos de ausencia, excepto el domingo pasado, que hizo un volanteo en Iztapalapa, con menos de 20 seguidores; una sesión en Facebook Live ese mismo día, y el pasado lunes cuando los representantes de la organización Poder del Consumidor visitaron su casa de campaña.

Los guiños de Anaya

En repetidas ocasiones durante las últimas semanas, el candidato de la coalición Por México al Frente y con quien disputó ese abanderamiento, Ricardo Anaya, ha lanzado guiños a la exprimera dama.

Apenas ayer, Anaya volvió a “invitar” a Margarita Zavala para que decline a su favor y dejó claro que el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade Kuribreña, no tiene posibilidades de ganar la elección.

“Yo la tengo en un extraordinario concepto, la aprecio. Me encantaría que pudiera tener un gesto de ese tipo en este momento o en cualquier otro, estoy no sólo abierto, sino en la mejor disposición”.

Anaya no quedó ahí y agregó: “En este momento, por la gravedad de la circunstancia que estamos viviendo, necesitamos ver hacia adelante, después ver hacia atrás y saber qué hubiéramos hecho. Esto no es una competencia entre dos personas, es una competencia entre dos proyectos de país. Lo que tenemos que hacer con enorme apertura es ver hacia adelante para ganar la elección, que tengamos esa disposición y me refiero al caso mío y a Margarita”.

Las 700 mil firmas irregulares

Pese a que entregó al Instituto Nacional Electoral (INE) más de 700 mil firmas irregulares y sólo superó con tres mil 575 rúbricas la cifra que exige la ley, Zavala consiguió su candidatura presidencial en marzo pasado.

El desglose fue el siguiente: registró un millón 578 mil 774 firmas. De esas, descontando casi medio millón, solo pudo validar un millón 89 mil 512, de las cuales 212 mil 198 resultaron ser tomadas de fotocopias, seis mil 714 de documentos inválidos y 432 de credenciales falsas.

El 6 de octubre del año pasado, Zavala renunció al PAN luego de 33 años de militancia, debido a que el entonces presidente nacional de su partido y actual candidato presidencial, Ricardo Anaya, le cerró todos los espacios.

No fue una decisión apresurada, porque desde dos años antes Calderón había advertido que, si su esposa no era candidata del PAN, lo sería como “independiente”.

Comentarios