Entre quejas de campesinos, Meade dice que el triunfo de Santos “es una señal” de que ganará la elección

Meade en La Laguna. Foto: Octavio Gómez Meade en La Laguna. Foto: Octavio Gómez

GÓMEZ PALACIO, Dgo. (apro).- El candidato a la presidencia de la República por la coalición Todos por México, José Antonio Meade, se colgó del campeonato conquistado por el club de futbol Santos Laguna en la Liga Mexicana de Futbol, para hacer comparaciones con el rumbo que lleva su campaña desde su relanzamiento hace un par de semanas.

Y más: asumió el título alcanzado por el equipo lagunero como una señal de triunfo para el partido que representa el próximo 1 de julio.

Pero la efusividad de Meade fue apagada cuando recibió algunos reclamos por la política agropecuaria seguida por el gobierno de Enrique Peña Nieto. Un campesino le dijo de plano que “ya estamos cansados de chingarle (sic) con mula y con asadón”.

Meade Kuribreña se puso la playera del Santos rotulada en la espalda con el número 1 y en la parte superior su primer apellido.

“El pasado domingo fue un buen día, en donde hubo estrategia, enjundia, ideas y buen planteamiento, por eso ganó Santos Laguna y cada que gana ese equipo de futbol, en una elección presidencial gana el PRI”, vaticinó.

Y afirmó que la victoria santista frente al Toluca lo motivó para salir airoso del segundo debate presidencial del domingo por la noche.

“Contagiados de ese sentido estratégico, de esa forma de posicionarse en la cancha, de atacar y defender, el domingo después de ver ganar a Santos ganamos el debate”, agregó Meade Kuribreña en Gómez Palacio, una de las tres ciudades a las que representa ese equipo de futbol, según su himno.

Pero ahí no pararon sus referencias, pues también comparó la campaña con la duración de un encuentro: “Nos vamos a plantar en la cancha, y después de 90 minutos de juego, el 2 de julio, México tendrá la certeza de un presidente que le va a dar confianza y que va a alejar el riesgo de las familias”, aseguró”.

Durante la gira por Gómez Palacio, que representa su segunda visita al estado de Durango en la actual campaña electoral, Meade hizo énfasis en la necesidad de una reforma integral en el sector agropecuario.

Antes, Javier Carrillo Jaramillo, comisariado ejidal de El Consuelo, recordó que desde 1936 (cuando Lázaro Cárdenas repartió las tierras) se encuentran en el abandono. “Vivir en esta pobreza que nos acoge ya no es muy fácil, porque los insumos (…) no es muy fácil obtenerlos, por sus precios tan elevados”.

Se meten los intermediarios –dijo– y nos fijan (el producto) al precio al que ellos quieren.

El comisariado ejidal se refirió también al programa gubernamental “Procampo” que, se quejó, pasó en unos años de entregarles 900 pesos por hectárea a solo 90; aunado a ello, acusó que los productores más pequeños no pueden acceder a tecnologías como las de un tractor. Ya estamos cansados de “chingarle con mula, con asadón, o con cosas de esas”, dijo Carrillo.

En respuesta, Meade reconoció que el campo “necesita un presidente que lo entienda, que lo quiera, que se comprometa, que resuelva y escuche”.

“No queremos que las decisiones se tomen en las oficinas, lejos del campo: queremos a los funcionarios fuera de las oficinas y cerca de los productores.

Y para los programas, dijo, las reglas serán sencillas, claras y transparentes, pues en el campo, si el apoyo llega temprano, sirve; y si llega tarde, ya no.

Meade presentó su estrategia para potenciar el campo mexicano en el que dijo, privilegiará la seguridad.

“Queremos seguridad frente a la violencia y frente a los desastres naturales, queremos seguridad en la salud y queremos seguridad en los apoyos. Y en esta elección, en la boleta, el candidato de la seguridad para el campo soy yo. Queremos un campo al que le llegue la educación, la salud, la vivienda, el empleo, la cultura, la recreación, queremos un gobierno volcado en favor de su campo”, apuntó.

Ante simpatizantes de La Laguna, precisó que consolidará un campo que le dé de comer al país, pero también a sus productores, bajo el siguiente esquema: reglas de operación claras, apoyos a tiempo, ventanillas únicas y presupuestos multianuales.

“Aquí en Durango, aquí en La Laguna, le decimos que no a los mesías, le decimos que no a los que quieren decirles a los productores qué hacer; le decimos que sí a los que vienen a escuchar y a aprender. La autosuficiencia alimentaria de Andrés Manuel genera insuficiencia e ineficiencia en el campo y aquí no lo vamos a permitir”, sentenció.

Load More