ONG demandan a EU y México suspender negociaciones sobre acuerdo del Tercer País Seguro

WASHINGTON (apro).- Diez organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos humanos y de los migrantes demandaron a los gobiernos de Estados Unidos y México suspender las negociaciones sobre el acuerdo del Tercer País Seguro.

Celebradas el pasado jueves 17 y viernes 18 de mayo en Washington D.C., las negociaciones se concentran en definir a México como una especie de filtro para solicitantes de asilo en Estados Unidos y como centro de detención migratoria de extranjeros no ciudadanos mexicanos.

Las organizaciones demandantes que enviaron una carta de oposición al acuerdo exigiendo el fin de las negociaciones sostienen que, al definir a México como un Tercer País Seguro se le negará y se les rechazará la protección a los solicitantes de asilo en el vecino país del norte.

“Sería devastador para aquellos que huyen de la violencia en sus países, tomando en cuenta que México en repetidas ocasiones ha fracasado en proteger a los más vulnerables”, destacó la misiva dirigida a Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores (SRE) mexicano, y a su homólogo estadunidense, Mike Pompeo.

El compromiso del Tercer País Seguro que el gobierno de Donald Trump ha forzado a negociar al de Enrique Peña Nieto pretende que todos los extranjeros (no mexicanos) solicitantes de asilo en territorio estadunidense por razones humanitarias, políticas o cualquier otra, pidan primero asilo en México antes de llegar a la Unión Americana.

Bajo este acuerdo, los extranjeros no mexicanos solicitantes de asilo deberán obtener el refugio en México antes de siquiera poder llegar a solicitarlo en Estados Unidos.

El canciller Videgaray y el embajador de México en Estados Unidos, Gerónimo Gutiérrez, negaron de manera categórica la semana pasada que existieran dichas negociaciones. Sin embargo, en su edición de esta semana (2168), Proceso publica el documento oficial de la agenda de negociaciones celebrada en Washington.

Lo que no se sabe es si el gobierno de Peña Nieto ya aceptó ser el Tercer País Seguro que quiere Trump y bajo qué condiciones.

En la agenda publicada por este semanario se destacan los temas de negociación que incluyen, entre otros, aspectos legales, la instrucción a los agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) mexicano sobre cómo instrumentar los mecanismos jurídicos de Estados Unidos en México para entrevistar y procesar a los solicitantes de asilo.

“México no es seguro para muchos migrantes y su sistema de asilo carece de capacidad para procesar siquiera a una pequeña fracción de personas que buscan asilo y que necesitan protección internacional”, enfatizaron en la carta las 10 agrupaciones no gubernamentales.

México, peligroso

Entre los argumentos para exigir a los dos gobiernos que paren la negociación del Tercer País Seguro, las organizaciones subrayaron que en el territorio mexicano los migrantes y de manera particular, las mujeres y los niños, son frecuentemente víctimas de crímenes violentos que, en su mayoría, nunca se resuelven.

“Una encuesta reciente con 229 migrantes centroamericanos en México encontró que 31.4% de las mujeres y 17.2% de los hombres han sido abusados sexualmente durante su travesía por México”, según la carta enviada a la cancillería mexicana y al Departamento de Estado estadunidense.

Para el gobierno de Trump, el concretar con México el acuerdo del Tercer País Seguro es una prioridad esencial para combatir el flujo de inmigrantes indocumentados, porque los solicitantes de asilo en Estados Unidos se sujetarían a presentar su petición, primero, ante las autoridades migratorias mexicanas antes de siquiera acercase a la frontera sur de la Unión Americana.

“Urgimos en los términos más fuertes posibles a Estados Unidos y a México abandonar las negociaciones de tal acuerdo y en lugar de esto, cumplir con su responsabilidad bajo las leyes internacionales y nacionales de ofrecer acceso a la protección internacional a todos aquellos que la buscan; garantizando el debido proceso y el respeto a la unidad familiar”, concluyó la carta.

Las 10 organizaciones defensoras de los derechos humanos que enviaron la misiva a los gobiernos de Trump y Peña Nieto son:

Acceso al Asilo en México, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, FUNDAR-Centro de Análisis e Investigación, Human Rights First, Kids in Need of Defense, Instituto para las Mujeres en la Migración, International Detention Coalition, Latin América Working Group, Women’s Refugee Commission y Washington Office on Latin América.

Comentarios