Inauguran la exposición “Intuir al azar”, de Jaime Ruiz Otis, en el MACO

OAXACA, Oax. (apro).- Con más de 50 piezas de arte, producto de desperdicios industriales en las maquiladoras de la frontera norte o materiales de desecho, el artista de Baja California, Jaime Ruiz Otis, inauguró la exposición “Intuir al azar” en el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO).

El curador de la muestra, Daril Fortis, resaltó que la exposición revisa 19 años de trayectoria del artista mexicalense, enfocándose en las estrategias metodológicas y decisiones estéticas que conforman la poética y política en su obra.

También destacó que el artista inició en 1999 una exploración en los depósitos de desperdicios industriales en las maquiladoras de la frontera norte y, desde entonces, “Jaime recicla y se apropia de materiales encontrados de muy diversa naturaleza, mismos que transfiere, ensambla y utiliza para hacer obra y construir instalaciones”.

Con su propuesta, Ruiz Otis ha realizado exposiciones y proyectos individuales en el Centro Cultural Tijuana (CECUT), Museo Universitario Arte Contemporáneo-UNAM, Museo de Arte Contemporáneo de San Diego (MCASD) y la Galería La Caja Negra (Madrid).

“Donde unos ven, basura Jaime ve una posible obra de arte”, señala el curador, al tiempo que recuerda que el artista también ha sido residente invitado en el Kultur Kontakt en Viena (2014) y la Universidad de Tsinghua en Beijing (2012).

Daril Fortis manifestó que los términos de poética y política tienen que ver con un acercamiento creativo, artístico y estético, es decir, que en el arte la poética está relacionada con las formas de hacerse.

Luego explicó que, “en una obra de arte, la poética es el proceso de cómo se dio al artista, qué circunstancias, qué decisiones estéticas, qué materiales utilizar, cómo componer la obra. Todas estas cosas conforman la poética de la obra o del artista, y ello quiere decir una especie de metodología para la creación”.

Igual detalló que la zona fronteriza tiene mucha influencia en la obra de Jaime porque tiene que ver la híper-productividad e híper-consumo o la presencia de una maquiladora transnacional asentada en un país de tercer mundo.

Además, Jaime juega con muchas cosas, como valores de los objetos, historias y lenguaje de los objetos, “o con poner atención a los procesos de progreso y cuestionar qué están ocasionado socialmente, pero él siempre indagando la parte estética”.

Sin embargo, acotó, “lo que más me interesaba, aparte de hacer una lectura desde lo laboral, o territorial o la conciencia ecológica, era saber cómo es o cuál es el proceso que Jaime tiene que realizar para llegar a estos objetos que son obra de arte”.

En esta muestra, explicó, “hay diferentes disciplinas, hay video, instalación, intervención, hay gráfica, hay pintura, hay diversidad, lo que intentamos hacer es agrupar por nodos temáticos”.

La exposición permanecerá tres meses en el MACO y culminará a mediados del mes de agosto.

Comentarios