El Departamento del Tesoro de EU acabó con la tranquilidad de la esposa de “El Mencho”

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una acusación de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el 8 de abril de 2015, acabó con la tranquilidad de Rosalinda González Valencia, quien se mantenía libre mediante amparos.

La esposa de Nemesio Oseguera Cervantes, “El Mencho”, sabía que era perseguida, y desde 2015 hasta febrero pasado estuvo “a salvo” con recursos de amparo en los que jueces y fiscales siempre resolvían que “el acto reclamado (orden de aprehensión), no existe”. Así, el sobreseimiento de los juicios de garantías le hacían guardar la calma, al menos temporalmente.

Sin embargo, la esposa del líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), fue detenida el domingo pasado en Zapopan, Jalisco, por elementos de la Secretaría de Marina, luego de que fue señalada por la OFAC.

Rosalinda y su hija Jessica Johanna promovieron al menos media docena de amparos, en Zapopan, Jalisco, y en la Ciudad de México.

Hermana de “Los Cuinis” González Valencia, Rosalinda y sus cuñadas de eran las encargadas de manejar los negocios y administrar los bienes de la organización delictiva, según las autoridades estadunidenses.

Jessica Johanna y Rubén, hijos de Rosalinda y “El Mencho”, cuentan con estudios de grado superior en negocios internacionales y ambos se encargaron de las transacciones en otras regiones de América y Europa, y presuntamente del blanqueo de capitales. “El Menchito” está actualmente preso en el penal de máxima seguridad de Puente Grande.

Berenice, una de las hermanas de “Los Cuinis”, quien no ha sido detenida, cumple la función de operadora financiera en el Cartel, infiltrándose en el mundo empresarial y estableciendo alianzas con personas de ascendencia libanesa en Jalisco y en la Ciudad de México.

A estas mujeres se les conoce como las “Narcoempresarias”, ya hasta ahora habían sido la parte intocable de todo el esquema, pues pese a que estaban en la lista de cabecillas del narcotráfico en Estados Unidos, ninguna había sido detenida. Sólo se habían señalado y asegurado algunos de sus muchos bienes muebles e inmuebles.

Además de las hermanas González Valencia, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos enlistó a Jennifer Beaney Camacho Cázares, esposa de Abigael “El Cuini”; Wendy Dalaithy Amaral, esposa de Gerardo “El Lalo” y a otras administradoras, como las hermanas Diana María y Silvia Romina Sánchez Carlón, y María Elena Márquez Gallegos.

Ellas operan inmobiliarias, empresas turísticas, restaurantes y diversos negocios en Jalisco, Michoacán, Estado de México y otras latitudes del país, además de que pelean por la condonación de multas e impuestos derivados de sus empresas y residencias.

De los hermanos González Valencia, a la fecha se encuentran detenidos Abigael (Puerto Vallarta, 2015), Gerardo (Uruguay, 2016) y José Luis “El Chepa” (Brasil, 2017). Antes estuvo preso, Elvis González Valencia, pero recupero su libertad, aunque ya existe una nueva orden de captura en su contra.

Con información de semanario Zeta

Comentarios