EU se alista para imponer aranceles a Canadá y México

WASHINGTON (apro) – El gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se alista para anunciar este jueves la imposición de tarifas arancelarias a las importaciones de acero y aluminio de Canadá y México, que podría desatar una guerra comercial en Norteamérica.

En la Secretaría de Comercio de Estados Unidos, y de acuerdo con varios medios de comunicación, entre estos el diario The Washington Post, Wilbur Ross, se encargaría de hacer el anuncio de la imposición arancelaria que abarcaría también a la producción de acero y aluminio de las naciones de la Unión Europea.

La decisión de imponer los aranceles por parte del gobierno de Trump, se desprende de la frustración y enojo del mandatario por el rechazo de los gobiernos de Canadá y México, a sus propuestas proteccionistas en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCA), como lo expone el Washington Post.

Los representantes comerciales de Canadá y México en las nueve rondas de renegociación del TLCAN –que incumplió las metas establecidas por las leyes comerciales estadunidenses– se negaron a aceptar en el acuerdo tripartita la idea de Trump de incrementar los porcentajes en las reglas de origen a la producción de automóviles estadunidenses, y definir una regla de caducidad de cinco años al tratado de intercambio comercial.

La simple mención de que Trump impondrá los aranceles al acero y aluminio que llega a Estados Unidos de los países sancionados, tiene el potencial de sacudir a Wall Street, el mercado bursátil en Nueva York, por la eventualidad de que la acción unilateral provoque una guerra comercial con consecuencias catastróficas para las inversiones.

Como lo han prometido los gobiernos de Canadá y México, en caso de ser sancionadas sus exportaciones de acero y aluminio, en represalia a la decisión de Trump, impondrían a su vez aranceles a una serie de productos que importan de los Estados Unidos, lo que efectivamente implicaría una guerra comercial en Norteamérica.

The Washington Post, que en su despacho sobre el asunto da como un hecho la imposición de los aranceles, anota que en el último minuto el mandatario estadunidense podría recular ante las advertencias de algunos legisladores federales de su país de que la medida sería contraproducente para la economía.

No obstante, Trump está aferrado en cumplir sus promesas de campaña de 2016, entre las cuales destaca la que hizo de reformar o eliminar al TLCAN si este no favorecía de manera unilateral a las empresas y trabajadores de su país.

A la decisión de la imposición de tarifas arancelarias a las importaciones de acero y aluminio, habría que agregar la otra amenaza de Trump de incrementar en 25% el arancel a las importaciones de automóviles.

Hasta la noche del miércoles pasado los negociadores comerciales de Estados Unidos, Canadá y México se avocaron a intentar lograr un compromiso respecto al TLCAN con el cual se evitaría la imposición de los aranceles al acero y el aluminio.

El plazo, para terminar las renegociaciones del TLCAN y evitar las sanciones arancelarias, vence este jueves 31 de mayo y todo indica que no hubo concordancia para solucionar las diferencias, de ahí que los medios den casi por sentado que el gobierno de Trump anuncie el comienzo de la guerra comercial con sus dos socios norteamericanos y con las 28 naciones de la Unión Europea.

Comentarios