Funcionario argentino come pastel con forma de Cristo y ahora exigen su renuncia (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El ministro de Cultura de la ciudad de Buenos Aires, Enrique Avogadro, generó polémica y críticas de la comunidad religiosa por un video en el que se le ve comiendo una porción de un pastel que tiene la forma del cuerpo de Cristo.

El pastel, que tiene la forma del cuerpo de Jesús crucificado, fue expuesto en la Feria de Arte Contemporáneo Argentina (FACA), que se realizó en el Hipódromo Argentino el último fin de semana.

La galería contó también con otras muestras como Barbies representando advocaciones de la Virgen y un muñeco Ken como Jesucristo.

En el video, que se hizo viral en pocas horas, se observa al funcionario probando una pieza del pastel obra de Pool&Marianela, dos artistas que suelen armar presentaciones polémicas.

La grabación fue difundida el pasado jueves 24 en Facebook pero trascendió y su multiplicación en las redes sociales despertó reproches y críticas entre los católicos practicantes, muchos de ellos votantes de la alianza gobernante. Incluso cibernautas y creyentes exigieron la renuncia del funcionario. Avogadro fue cuestionado por su accionar y por avalar la obra.

Ante las críticas, el funcionario difundió un mensaje a través de sus redes sociales en el que se disculpó y lamentó que alguien pueda haberse sentido ofendido.

Avogadro aceptó que los funcionarios tienen “un rol que trasciende lo personal y, por lo tanto, somos responsables de nuestras intervenciones”.

La Red Federal de Familias de Buenos Aires, lamentó “profundamente la burla sacrílega, autorizada y celebrada” ya que “han afrentado gratuitamente a la Persona de Nuestro Señor Jesucristo, la Fe y sentimientos religiosos del pueblo cristiano”.

Asimismo, se lanzó una campaña de firmas en CitizenGo para lograr la destitución de Avogadro.

“Como funcionario público debería dar el ejemplo de respeto hacia las creencias religiosas de la inmensa mayoría de los ciudadanos, en cambio, se hace partícipe esperando burlonamente su porción de torta, cortada de un brazo de la forma del Cristo”, describe el texto.

Por su parte, el arzobispo de Buenos Aires, el cardenal Mario Aurelio Poli, lamentó la actitud del ministro de Cultura y a través de una carta dirigida al jefe de Gobierno de la ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, la Iglesia consideró que se trató de un “agravio al espíritu religioso”.

Comentarios