Exigen poner fin a compra de medicamentos a sobreprecio en el Instituto de Pensiones de Jalisco

Los manifestantes colocaron pancartas afuera del palacio de gobierno de Jalisco. Foto: Especial Los manifestantes colocaron pancartas afuera del palacio de gobierno de Jalisco. Foto: Especial

GUADALAJARA, Jal. (apro).- De nueva cuenta, trabajadores pertenecientes a distintos sindicatos se manifestaron afuera de palacio de gobierno para pedir que se rescinda el contrato entre el Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco (Ipejal) y la empresa Abastecedora de Insumos para la Salud, S. A. de C.V. (Abisalud) por la compra de medicamentos a sobreprecio.

Desde hace más de un año, empleados, así como pensionados y jubilados se han quejado de la falta de medicamentos y una atención oportuna en los consultorios médicos de Ipejal.

Incluso, el pasado 15 de mayo, el líder de la sección 47 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Arnoldo Rubio Cárdenas, aprovechó el evento de la celebración del día del Maestro para reclamarle públicamente al gobernador Aristóteles Sandoval, sobre la falta de claridad en las licitaciones para el abastecimiento de medicamentos en el Ipejal y el mal servicio.

Este día, unos 100 trabajadores pidieron dar marcha atrás al contrato IPEJAL-LPL-016/2016, que se firmó entre Abisalud e Ipejal, uno de los socios de la empresa era Hiram Torres Salcedo, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia por la presidencia municipal de Zapopan, y exsecretario particular de Carlos Lomelí, aspirante a la gubernatura por Morena.

Torres Salcedo proporcionó como domicilio de Abisalud la calle Chicle 205, en la colonia Paraísos del Colli, sitio donde se ubican las oficinas de Lomelí, señalaron los manifestantes.

Otros inconformes optaron por colgar cartulinas en la vallas metálicas que protegen al histórico edificio. En ellas se leía: “Lomelí ¡Tranza! Robas mis aportaciones a Ipejal (sic)”; “No es mi crisis, es tu estafa”; “Omeprazol $207, precio Ipejal $2,250”; “No más saqueos al Ipejal”.

Un pequeño grupo de los manifestantes fue recibido por Aristóteles Sandoval, a quien le entregaron un pliego petitorio.

En el documento, entre otros puntos expresan: “solicitamos se rescinda inmediatamente dicho contrato y se repare el daño pecuniario en contra de los ahorros de los trabajadores”.

Recordaron que el contralor interno del Ipejal, Jesús Pablo Barajas, presentó una denuncia penal el 13 de febrero de 2018 -carpeta de investigación 17147/2018- para que se investigara la alteración y falsificación de facturas, manipulación del sistema, desabasto de medicamentos, pagos por servicios inexistentes, y sobreprecio en aproximadamente 30 medicamentos.

Ejemplificaron que una caja de 14 cápsulas de Ulsen, al menudeo se consigue en 217 pesos, mientras que Abisalud la vendió en 2 mil 520 pesos, es decir “10 veces más de su valor”.

Los manifestantes estimaron que la compra a sobreprecio fue de aproximadamente 30 millones de pesos.

“Dinero que dejó de aplicarse en la atención de las tantas necesidades de los pensionados enfermos, lo cual explica el desabasto de medicamentos en las farmacias provocando así daños incalculables en la salud”.

José Miguel Leonardo Cisneros, secretario general del Sindicato de Servidores Públicos en el ayuntamiento de Guadalajara, Jalisco y sus Organismos Públicos Descentralizados, informó que mañana el mandatario estatal dará una respuesta a su solicitud de si se cancela o no el contrato con Abisalud.

Load More