Un sistema universal de salud en México costaría 915 mil mdp: CIEP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) reveló que para tener un sistema universal de salud en el país, que cubra un paquete de servicios de 13 enfermedades esenciales y afilie a todos los mexicanos, el gobierno deberá desembolsar 915 mil millones de pesos, lo que equivale a 4.6% del Producto Interno Bruto (PIB).

Al presentar el documento “Sistema universal de salud: Retos de cobertura y financiamiento en México”, el organismo dirigido por Héctor Juan Villarreal advirtió:

“Si el país no aspira a una universalidad de la seguridad social, los recursos que se destinen a estos rubros cada vez absorberán más las finanzas públicas sin dejar espacio a la inversión en educación, infraestructura y otros aspectos de la política pública que son importantes”.

No hay vuelta atrás. Según el documento de 136 páginas, elaborado por el CIEP, se necesitarían 4.6 puntos del PIB para cubrir el paquete de 13 servicios esenciales definido por la OMS y adaptado al caso mexicano, entre ellos control prenatal y combate a neumonía, VIH, hipertensión, diabetes, cáncer de mama, de próstata y depresión, entre otros.

A estas estimaciones es necesario sumar el costo de todas aquellas intervenciones, enfermedades y servicios médicos que no han sido incluidos.

“Considerando la transición epidemiológica y el cambio demográfico, el gasto en salud aumentará a un ritmo de 4.2% anual. Se observa que las enfermedades crónico-degenerativas representan 90% de las estimaciones del gasto, por lo que resulta necesario incentivar políticas de prevención y promoción de salud que contengan los niveles proyectados de incidencia de enfermedades crónicas”, explicó el análisis.

La mala noticia es que el gasto en salud ha venido a la baja en los últimos años.

Villarreal subrayó que “el costo de atender estas enfermedades sería de 4.6% del PIB, para poner en contexto este gasto y la dimensión que representa, en 2016 se gastó 2.96% del PIB en todo el sector salud, y en 2018 se estima una erogación de 2.5% del PIB, es decir, se redujo”.

Según el CIEP, los servicios públicos de salud que se brindan actualmente son altamente desiguales en su financiamiento, costos, cobertura y efectividad.

Eso no es lo peor, pues el envejecimiento de la población y la respectiva transición epidemiológica volverán muy caro en el futuro cercano un paquete de servicios medianamente amplio.

“Ante esto, se presenta el reto de diseñar un sistema de salud universal adecuado, que tome en cuenta tanto lo que se tiene actualmente como las mejores prácticas internacionales. El espacio fiscal tan restringido hace que el diseño e implementación de un sistema universal de salud moderno sea el gran reto de esta generación”, señala el estudio.

En números, ante el cambio demográfico y la transición epidemiológica, el gasto en salud aumentará a un ritmo de 4.2% anual y en 2035 podría llegar a representar 10.2% del PIB.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios