La Femexfut no sancionará a seleccionados por la fiesta; era “su día libre”, dice Cantú   

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El secretario general de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), Guillermo Cantú, informó que no habrá sanciones para los jugadores de la selección nacional que el pasado sábado, después del juego contra Escocia en el estadio Azteca, tuvieron un festejo en donde hubo bebidas alcohólicas y contrataron a mujeres para acompañarlos.

El directivo consideró que los seleccionados Guillermo Ochoa, Carlos Salcedo, Jonathan y Giovani Dos Santos, Marco Fabián, Héctor Herrera y Raúl Jiménez no violaron ningún reglamento ni faltaron a la concentración o al entrenamiento.

“Son los riesgos que uno corre con la libertad. No es que nos guste o no, simplemente hay que tener muy claro que es un día libre, que no han faltado en ningún tema de entrenamiento ni de concentración. El tema de los valores es aparte. Yo no voy a condenar a los jugadores, es una decisión personal, libre que puedan disponer de su tiempo citado previamente con la organización una semana previa al viaje. El tema de la libertad es un tema complejo”, declaró Cantú.

La revista TVNotas, de la editorial Notmusa, publicó que los jugadores hicieron una fiesta de despedida en la Ciudad de México antes de viajar a Dinamarca, donde tendrán un partido amistoso.

El 17 de junio se medirán contra Alemania en Rusia 2018. Desde el pasado 30 de mayo, el entrenador de la selección teutona, Joachim Low, prohibió a sus jugadores usar sus redes sociales, tener contacto con sus familias y abstenerse de tener relaciones sexuales.

Tras la difusión de la fiesta de los seleccionados mexicanos, entrenadores, directivos y jugadores se han manifestado sobre el tema. Algunos reprobaron el comportamiento de los jugadores, mientras que otros consideraron que están en su derecho.

Manuel Lapuente, quien dirigió al Tricolor en Francia 1998, dijo al diario Reforma que ese tipo de celebraciones “ayudan en la labor de vestidor” siempre que los jugadores casados o con hijos no les “fallen” a sus familias.

“Hicieron perfectamente bien y espero que no le hayan faltado a su familia. Eso es todo, pero de ahí en fuera, por supuesto que hicieron bien, claro…. necesitan un relajamiento, además hasta para unirse ellos. El futbolista es un profesional y como tal su vida se hace automáticamente pública, aunque no quiera, entonces tiene que tener mucho cuidado”, dijo el exentrenador.

“Pero si hay un relajamiento entre todos y van a una fiesta y todo, vuelvo a repetir: salvo que exista algo demasiado fuera de lo normal, por ejemplo, están casados, tienen hijos, esas son responsabilidades que deben de entender ellos”, añadió.

El expresidente de la Primera División, Rafael Lebrija, declaró al mismo medio que los jugadores deberían ser suspendidos, pues están obligados a ser profesionales dentro y fuera del campo, sobre todo para tratar de trascender en un torneo importante como un Mundial.

“Se enteró la prensa y eso es malo para la imagen de la Selección. No es la primera vez que pasa. Lo que se tiene que hacer es suspender y tener una determinación enérgica en esta ocasión para que no se vuelva a repetir. Estamos al cuarto para las 12 (a una semana del Mundial), veo difícil que se les pueda suspender”, aseguró.

“Se debe poner el ejemplo y debe ser duro. Tienen que aplicar el reglamento. Debe haber una sanción ejemplar porque si no se va a seguir repitiendo. Por más que sea doloroso debe haber sanción”, añadió Lebrija.

El exjugador Aldo de Nigris defendió, en su cuenta de Twitter, a los seleccionados y cuestionó que se haya hecho pública la celebración que tuvieron después de ganarle 1-0 a Escocia en el estadio Azteca en el partido de despedida con la afición mexicana.

“Pareciera que quisiéramos chingar a @miseleccionmx no entiendo esta situación, en lugar de apoyar chingamos y chingamos. Y después exigimos, yo creo en ustedes muchachos vamos con todo”, escribió.

Tal publicación le valió al delantero una lluvia de críticas y cuestionamientos de aficionados.

 

Comentarios