El Teatro de la Danza llevará el nombre de la coreógrafa Guillermina Bravo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) dio a conocer que el próximo 13 de junio el Teatro de la Danza será bautizado con el nombre de la coreógrafa Guillermina Bravo (1920-2013), una de las figuras clave en la historia de la danza nacional.

“Dicho nombramiento lleva consigo dos reconocimientos importantes. Por un lado, a una mujer que fue crucial en el desarrollo de la danza nacional, y por otro, a un recinto que se ha posicionado como un espacio emblemático del quehacer escénico en nuestro país”, destacó el INBA en un comunicado.

Decana de la danza y la cultura en el país, discípula (entre 1940 y 1945) de la icónica Waldeen Von Falkestein, Guillermina Bravo dirigió junto a Ana Mérida el “Ballet Waldeen”, en 1946, y un año después la Academia de la Danza Mexicana (ADM).

En solitario fundó, en 1948, el Ballet Nacional de México (BNM), agrupación independiente en donde incorporó la Técnica Graham y en el que creó gran parte de sus montajes coreográficos, como: El paraíso de los ahogados (1960), Juego de pelota (1968), El llamado (1983) Sobre la violencia (1989) y Entre dioses y hombres (1991).

Además, bajo su dirección el BNM fue semillero de grandes bailarines y coreógrafos como Orlando Schecker, Victoria Camero, Jeannie Baker, Federico Castri, Rossana Filomarino y Jaime Blanc.

El Ballet Nacional de México se desintegró en 2006, luego de haber cumplido un ciclo en la danza contemporánea, según su fundadora.

Bravo, “La Bruja de la Danza”, obtuvo diversos reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Ciencias y Artes (1979) -siendo la primera mujer en recibirlo- y el “José Limón” (1989). Y en su honor se creó, en 1993, el “Premio Guillermina Bravo” del Festival de Danza de San Luis Potosí, y un año después fue nombrada Creadora Emérita del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

El Teatro de la Danza (del Centro Cultural del Bosque), llamado así desde hace 49 años, fue en su inicio un escenario de preparación para los alumnos que recibían formación dancística en la Academia de la Danza Mexicana, y más tarde se convirtió en un espacio para grupos de danza experimental. A la fecha se han presentado ahí pequeñas y grandes agrupaciones de danza del país, además de artistas y grupos extranjeros de Brasil, Canadá, Colombia, España, Francia, Japón y Portugal.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios