“El ángel en el reloj”: La magia del aquí y del ahora

El Ángel en el reloj. Foto: Twitter @CinetecaMexico El Ángel en el reloj. Foto: Twitter @CinetecaMexico

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El ángel en el reloj (México, 2017) es una tierna historia animada que a pesar de tener unas cuantas fallas en el guion, consigue mandar un mensaje positivo e inspirador a todos los niños: lo importante es el aquí y el ahora.

Gira en torno a una niña llamada Amelia, quien está enferma de cáncer. Y aunque está rodeada de amor, es muy valiente y sigue su tratamiento de buena gana, no puede evitar hartarse de su situación. Ella sólo desea bailar y bailar y no tener que estar yendo al doctor o separándose de su padre, por ejemplo, quien se la vive trabajando.

Por otro lado, a la pequeña Amelia no le agrada que los pétalos de las flores se caigan, ni que sus padres envejezcan… lo que simbólicamente nos habla sobre la confrontación de ella con la muerte.

En medio de esto, Amelia desea con todas sus fuerzas detener el tiempo, por lo cual suele quitarle las pilas a los relojes de la casa. Luego de diversas circunstancias, sus deseos aparentemente son escuchados, y de uno de los relojes de su casa aparece un ángel, quien se la lleva a otro mundo.

En esa nueva realidad (una especie de castillo-reloj), Amelia conocerá a una entidad llamada No Tiempo, que le concederá su deseo a cambio de una gema color de rosa que hace funcionar el castillo. Pero Amelia no sabe que deberá pagar un precio muy alto. Cuando se dé cuenta de lo que hizo, gracias a las criaturas que habitan en este mundo, deberá lanzarse a una peligrosa aventura para recuperar la joya.

Para ayudarla en esta aventura tenemos a un sujeto llamado Capitán Manecilla, un hada llamada Martina, dos pequeños seres alados (Aquí y Ahora), a un oso llamado Balzac y al ángel que posteriormente sabremos que responde al nombre de Malaki.

El mensaje de El ángel en el reloj, dirigida por Miguel Ángel Uriegas, es esperanzador y capaz de transmitir paz, a pesar de que la trama se enreda un poco, lo cual la hace más larga de lo debido. Un ajuste en el guion le hubiera caído bien.

La animación es sencilla, un poco básica (por decirlo de alguna manera) en comparación a lo que los estudios hollywoodenses nos tienen acostumbrados, pero no desmerece; al contrario, los animadores hicieron un trabajo bastante decoroso.

El ángel en el reloj es una buena opción de entretenimiento y sensibilización para todos los niños.

Comentarios

Load More