Enfrentamientos dejan tres muertos y terror en la Sierra de Guerrero; gobierno estatal trató de negar los hechos

CHILPANCINGO, Gro. (proceso.com.mx).- Al menos tres hombres fueron asesinados durante un enfrentamiento armado entre civiles armados en el poblado de Corralitos, municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), ubicado en una franja de la Sierra considerada como la principal zona productora de heroína en la entidad.

Además, vecinos del poblado de Izotepec denunciaron que se habían registrado ataques armados que se prolongaron por varias horas y que el Ejército y policías estatales llegaron ocho horas después a este lugar donde dos grupos delictivos mantienen una brutal confrontación por el control de las rutas de producción y trasiego de enervantes.

Reportes oficiales indican que el corredor de droga que conecta los municipios de Tlacotepec, Leonardo Bravo y Eduardo Neri ubicados en la Sierra y la región Centro de la entidad es disputado por el grupo delictivo denominado Cartel del Sur que dirige Isaac Navarrete Celis, afincado en el poblado de Chichihualco y otro grupo que tiene su bastión en la zona minera de Mezcala y lidera Onésimo Marquina El Nencho.

Incluso, el vocero del gobierno estatal, Roberto Álvarez Heredia denunció públicamente que vecinos del poblado de Filo de Caballos, interceptaron al convoy de soldados y agentes estatales para liberar a cuatro hombres que fueron detenidos por participar en los enfrentamientos armados.

 

Foto: Policía estatal

Foto: Policía estatal

Por su parte, el gobernador Héctor Astudillo Flores trató de negar estos hechos de violencia extrema que se registraron ayer en la Sierra.

A través de un mensaje difundido en su cuenta personal de Twitter, el mandatario estatal dijo:

No obstante, horas después la realidad evidenció al gobernador Astudillo cuando el área de difusión de la administración estatal confirmó los enfrentamientos entre civiles armados y agentes estatales en el poblado de Izotepec y Corralitos.

El reporte oficial indica que ayer cerca de las 14:00 horas, un convoy de policías estatales que se dirigían a Izotepec, para verificar el enfrentamiento entre grupos de civiles reportado ocho horas antes, se encontraron con una escena de guerra en el poblado de Corralitos donde fueron asesinados tres hombres, entre ellos el comisario municipal.

También, había una precaria vivienda en llamas, así como varias camionetas blindadas rafagueadas.

Los vecinos del poblado informaron que desde las 05:00 horas, un grupo armado procedente de la zona minera de Mezcala irrumpió en el lugar donde se enfrentaron con la guardia comunitaria de este lugar afiliado al grupo de autodefensa de la UPOEG.

A pesar de que las autoridades civiles y militares tuvieron conocimiento del hecho, hicieron presencia ocho horas después y se limitaron a documentar la tragedia.

Comentarios