EU extradita a Panamá al expresidente Ricardo Martinelli; está acusado de espionaje

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de Estados Unidos extraditó a Ricardo Martinelli, expresidente de Panamá, para que responda en su país a acusaciones de espionaje.

Esta mañana, escoltado por alguaciles federales, Martinelli abordó un vuelo de Jet Logistics que partió del aeropuerto ejecutivo de Opa Locka, en el oeste de Miami, rumbo al aeropuerto Panamá Pacífico.

Vestido de beige y esposado de manos, el expresidente bajó del vehículo en el que fue trasladado al aeropuerto desde una cárcel federal de Miami –donde permaneció un año–, y con el pulgar arriba saludó a periodistas en el lugar diciendo: “¡Estoy listo para ver el mundial!”.

Sus copartidarios se concentraron frente a la Corte Suprema de Justicia de la capital panameña a las 10 horas locales en apoyo al expresidente de 66 años, según un despacho informativo de la agencia AFP.

Martinelli era solicitado por la justicia panameña por malversar fondos para crear una red de espionaje que alcanzó a 150 personas durante su mandato (2009-2014), incluidos periodistas y políticos. En total, la justicia panameña lo investiga por una veintena de otros casos de corrupción.

Pero bajo el tratado de extradición entre ambos países, que entró en vigor en 1905, el expresidente solamente puede ser procesado en su país por los delitos por los cuales fue pedido en extradición.

Luego de trasladarse a Miami en 2015 para eludir los procesos judiciales que sumaba en su país, Martinelli fue detenido el 12 de junio del año pasado, y desde entonces ha estado preso.

El pasado viernes 8, al anunciar su decisión de ceder al requerimiento de Panamá, el Departamento de Estado estadunidense especificó que la extradición se basaba en esa cláusula del tratado, por lo que sólo podría ser procesado por espionaje.

Comentarios