“El TLC no puede convertirse en una fatalidad para los mexicanos”: AMLO

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador planteó acabar con la corrupción y “cortar todo el copete de privilegios” en el gobierno para enfrentar los desafíos económicos en México.

En el tercero y último debate realizado en el Gran Museo del Mundo Maya, en Mérida, Yucatán, moderado por los periodistas Gabriela Warkentin, Leonardo Curzio y Carlos Puig, el tabasqueño señaló que deben liberarse los fondos “que se van por el caño de la corrupción” y que ascienden a 500 mil millones de pesos al año. Con ese dinero, apuntó, los funcionarios se dan la gran vida con sueldos hasta de 650 mil pesos mensuales.

En el primer segmento, donde se abordó el tema del crecimiento económico, destacó que si bien el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es un motor de crecimiento, se debe fortalecer el mercado interno. Se abandonó el campo y esa, dijo, es la fábrica más importante del país.

“Tenemos recursos, tierras, agua, conocimiento, podemos producir lo que consumimos y eso fortalecería la economía interna”.

Señaló que en caso de triunfar el próximo 1 de julio, va a plantear que se mantenga el TLCAN, pero no puede convertirse en una fatalidad para los mexicanos porque, insistió, tenemos muchos recursos y un pueblo trabajador. “Lo único que hace falta es un buen gobierno”.

Añadió: “Mi formula es acabar con la corrupción, que es de alrededor de 300 a 500 mil millones, y con el plan de austeridad se ahorrarían 200 a 300 mil millones (…) para incrementar empleos sin aumentar impuestos ni rentas. “No aumentaría los impuestos ni la deuda y no habría gasolinazos”.

Sobre la reforma energética, abundó que van a revisarla “porque no queremos contratos leoninos, no queremos negocios”.

 

Comentarios