Raudo, Trump declara terminada la amenaza nuclear de Corea del Norte

WASHINGTON (apro).- Apenas aterrizó en tierra estadunidense el avión Air Force One, raudo, el presidente Donald Trump, decretó el fin de la amenaza nuclear por parte de Corea del Norte, cuando aún está por verificarse si el líder de ese país, Kim Jong Un, cumplirá el compromiso.

“Acabo de aterrizar después de un largo viaje, pero ahora todo mundo puede sentirse más seguro que el día que asumí la presidencia. Ya no existe una amenaza nuclear por parte de Corea del Norte. Reunirme con Kim Jong Un fue un experiencia interesante y muy positiva. Corea del Norte tiene un gran potencial hacia el futuro”, escribió esta mañana el presidente de Estados Unidos.

Trump, quien se reunió este 12 de junio con Kim en Singapur, insistió en que ese evento marca el fin de las estrategias norcoreanas de contar con un arsenal nuclear, luego que el año pasado esa nación asiática demostrara al mundo, con ensayos balísticos, que ya cuenta con misiles de alcance intercontinental capaces de portar cabeza atómica.

“Antes de que asumiera el poder, la gente pensaba que habría una guerra con Corea del Norte. El expresidente (Barack) Obama dijo que Corea del Norte era nuestro problema más grande y peligroso. No más, duerman tranquilos esta noche”, subrayó el mandatario estadunidense en su cuenta personal en la plataforma de Twitter.

Inmediatamente en el Congreso federal de los Estados Unidos, varios legisladores demócratas expresaron dudas respecto a lo decretado en Twitter por el presidente Trump.

Varios legisladores federales le recordaron al presidente la volatilidad de Kim para cumplir con compromisos internacionales del pasado, respecto a los proyectos de desarrollo de armas nucleares de su país.

En la reunión que sostuvo con Kim en Singapur, el presidente Trump anunció que se suspenderían los ejercicios militares entre Estados Unidos y Corea del Sur, que esa nación asiática aceptaba la desnuclearización y que permitiría la verificación internacional de ello.

Sin embargo, el comunicado conjunto emitido por Estados Unidos y Corea Norte, no expone detalles de lo manifestado por Trump y Kim a través de un saludo de manos e intercambio de cordialidades delante de la prensa durante su encuentro en Singapur.

En el Capitolio de Washington, los legisladores expresaron preocupación respecto a la anulación de las operaciones militares conjuntas con Corea del Sur, ya que sostienen que gracias a esos ejercicios militares se ha evitado por décadas que Corea del Norte ataque a la nación con la que comparte territorio en la península coreana.

Frente a la inquietud de los congresistas federales, Mike Pence, el vicepresidente de los Estados Unidos, este martes estuvo de visita en el Capitolio para explicar que el fin de los ejercicios militares o “juegos de guerra” como los llamó Trump, no implica la eliminación de maniobras coordinadas preventivas, en caso de que Corea del Norte decida atacar.

“Nos ahorraremos una fortuna al acabar con los juegos de guerra mientras estemos negociando con buena fe, a lo cual están comprometidos ambos lados”, concluyó Trump en otro mensaje de Twitter apenas arribó a la capital estadunidense.

Comentarios