Tromba desborda presa en Guanajuato; el torrente ingresó en viviendas y negocios del centro

GUANAJUATO, Gto., (apro).- Una lluvia torrencial registrada este miércoles generó una corriente considerable en calles del centro histórico de esta ciudad y la Subterránea, que fue cerrada por dos horas al aumentar el nivel del agua.

La Presa de la Olla sufrió desbordamientos por sus bardas laterales, y esa agua bajó por la calle Paseo de la Presa hasta llegar al centro, por lo que se cerraron varios puntos a la circulación vial y se alertó por el nivel de la corriente en calles como Sangre de Cristo y Cantarranas, donde el agua alcanzó a entrar a varias viviendas y negocios.

Se estimó que en los puntos críticos el nivel de la corriente rebasó los 60 centímetros.

Es el tercer día en que registran precipitaciones intensas en la ciudad, lo que provocó la acumulación del agua en la Presa de la Olla, situada dentro de la mancha urbana.

Este miércoles la tormenta duró alrededor de una hora y fue suficiente para ocasionar el derrame en el vaso, hasta que personal de Protección Civil acudió a abrir las compuertas para canalizar el agua por el túnel que desfoga la presa.

Pero en otros rumbos de la ciudad la situación también se complicó, como en el Nuevo Acceso, Los Pastitos y El Cantador, donde se ubica el hospital de subzona 10 del IMSS, cuyo personal tuvo que sacar como pudo el agua que entró al inmueble.

La basura fue un factor que contribuyó a tapar varias coladeras a lo largo de estas vialidades.

Por la noche, en una reunión del gabinete de seguridad, el alcalde Edgar Castro Cerrillo aseguró que la ciudad no se encuentra en un estado de emergencia ni ha sido necesario declarar una alerta máxima por la situación.

“Cayó una gran cantidad de agua en muy poco tiempo, el tema comenzó a transmitirse en redes sociales y se viralizó la información”, explicó el alcalde.

Luego aseguró que hasta el reporte –a las nueve de la noche– no se tiene registro de personas afectadas o algún vehículo arrastrado por la fuerza del agua.

Anunció que la compuerta de la Presa de la Olla se quedará abierta permanentemente, y que personal de las áreas de Protección Civil, Desarrollo Urbano y Seguridad Ciudadana permanecerá atento ante cualquier contingencia por lluvias próximas.

Además, el sistema municipal de agua potable entrará con maquinaria a limpiar varias coladeras, sobre todo las que se taparon a la altura del hospital del IMSS, pues esto no se hizo de manera preventiva.

“Los cierres viales se hicieron de manera preventiva, se ha restablecido todo”, indicó.

El área de Protección Civil municipal informó que se tienen detectados al menos siete inmuebles que presentan el mayor riesgo de colapsar o desplomarse parcialmente en la temporada de lluvias, de un catálogo total de 137 viviendas o edificios con algún grado de riesgo.

Algunos de estos inmuebles se ubican en el centro histórico, cerca del Callejón del Beso.

La dependencia ha buscado a los propietarios para requerirlos formalmente, a fin de que tomen las medidas o pidan el apoyo de la autoridad municipal, ante el riesgo que representan los inmuebles.

mav

 

Comentarios