“Ayer fue el día más triste; hoy, el más feliz”, llora Lopetegui en presentación con el Real Madrid

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En menos de 24 horas, Julen Lopetegui pasó del “día más triste” al “más feliz” de su vida, tras el hecho -que calificó como “surrealista”-, de ser destituido como entrenador de la selección de España y hoy, presentado oficialmente como el nuevo director técnico del Real Madrid.

Acompañado por su familia y su cuerpo técnico en una sala abarrotada de medios de comunicación, el técnico vasco lloró cuando se refirió al “tsunami” que provocó su fichaje por el Madrid y que acabó con su destitución de la selección española, por orden del presidente de la Federación Española de Futbol, Luis Rubiales.

“Ayer fue un día, posiblemente desde la muerte de mi madre, el más triste de mi vida, pero hoy es el día más feliz de mi vida”, aseguró.

“Sé al club que vengo, es la máxima exigencia. Aquí todo no vale. Vamos a tratar de dar lo mejor de nosotros, vamos a luchar por estar a la altura de la historia del club y mejorarla. Por trabajo no va a quedar. Me siento capacitado para tamaña aventura. Y siento desde que he entrado al club esa fuerza y energía que acompaña al Madrid. Como entrenador me va a hacer falta. Sin duda, la vamos a usar en aras de seguir creciendo, gestionando en gran patrimonio de jugadores y estando al lado el uno del otro para llegar a las cimas más altas. Aspiraremos a ganar todo”, agregó.

Lopetegui confió en que, a pesar del sisma causado en el seno de la selección nacional, “La Furia Roja” regresará de Rusia con la copa mundial. Eso sí, lamentó la manera en que Rubiales actuó tras saber que había aceptado la propuesta de Florentino Pérez de dirigir a los merengues.

“El primero en saberlo fue él. Desde ahí hubo felicitaciones. Tenía pensado dar una rueda de prensa ese mismo día, pero Rubiales estaba fuera y me pidió que le esperáramos, porque era lógico que él estuviera, aunque yo quería alejar esa comparecencia lo máximo posible del partido. El acuerdo era cerrarlo antes del Mundial y no con él ya comenzado”, narró.

El entrenador siguió: “Al día siguiente pasó lo que pasó y lo que pasó entre esas horas lo desconozco. Había que ser honestos y transparentes y no ocultar nada. Eso era malo y yo no lo quería. Mis jugadores lo supieron y lo asimilaron fantásticamente. Ese grupo de jugadores es magnífico y han pasado las de Caín. Yo he tenido cuatro presidentes de Federación en dos años y hemos sobrevivido con fuerza y con esa fuerza van a ser campeones del mundo. A mí me hubiese gustado que Rubiales hiciera las cosas de otra manera…”.

Lopetegui calificó de “surrealista” lo que ocurrió el miércoles 13 de junio y confió en que el capitán Sergio Ramos, quien calificó el ambiente como el de un “tanatorio”, saque adelante a los jugadores.

“Una de las cosas bonitas fue el respeto y el cariño de los jugadores. Eso no se regala; nos lo hemos ganado. A última hora nos han dejado fuera. Agradecemos el cariño y les pedimos que sean profesionales y que tienen un objetivo maravilloso, esté quien esté. Creo que tenemos un grandísimo equipo y que llegamos muy equilibrado y a bien nivel físico y mental. Hasta ayer era responsable de un equipo del que estaba orgulloso y entregando lo mejor de cada uno al equipo. Se lo he exigido y agradecido. Será así. Ramos tiene una oportunidad de ejercer de gran capitán y lo va a hacer”, remató.

Comentarios