Anaya promete extender el metro en NL y regresar al estado el protagonismo que perdió con Peña

MONTERREY, NL. (apro).- Luego de denunciar el trato injusto que recibe Nuevo León de la federación, el candidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya se comprometió a extender las líneas del metro a distintos puntos de la zona metropolitana.

En reunión con empresarios y representantes de la sociedad civil, esta tarde en Cintermex, el candidato de la coalición “Por México al Frente” señaló que la prolongación de las dos líneas del tren ligero existentes y la que está en construcción, es una “deuda histórica” para la entidad.

“Me vengo a comprometer a que el metro llegue a Escobedo, Apodaca, Guadalupe y, en una segunda etapa, también a Santa Catarina. Es una deuda histórica que hay con Nuevo León, y yo me voy a encargar de hacerla realidad. Es una inversión económica muy importante.

“No se compara con todo lo que Nuevo León aporta a la federación (…) Estoy convencido de que a Nuevo León no se le ha dado el lugar que le corresponde. Aporta muchísimo al desarrollo nacional y la federación no le ha aportado lo que se merece”, expuso Anaya Cortés al llegar a su reunión con industriales.

Sin aportar montos de inversión, afirmó que la extensión de las dos únicas líneas que hay en la entidad, es un proyecto posible y “absolutamente necesario”, pues la movilidad ya es un problema serio en Monterrey y la zona metropolitana.

Actualmente, la Línea 3, en construcción, presenta un retraso de más de tres años, debido a que el presidente Enrique Peña Nieto incumplió su promesa de inicio de sexenio de respaldarla con recursos.

Anaya aseguró que tras ganar la elección del 1 de julio y tomar posesión como presidente de México, le regresará a este estado norteño el protagonismo que ha perdido con la cual administración federal priista.

Entre las propuestas que le plantearía a los hombres de negocios de la localidad, durante la reunión, están los incentivos para destrabar los trámites y fomentar los proyectos de obra pública.

“Vengo a hacer compromisos concretos. Por un lado facilitar la inversión, quitando obstáculos, justamente para que crezca la economía y se generen empleos, y también obras muy concretas de infraestructura”, dijo.

El candidato albiazul reflexionó sobre el problema de la infancia en México, pues muchos niños, al nacer pobres, cuando crecen no consiguen superar su nivel socio económico, por lo que se propuso invertir “con todo” en educación y salud, concentrado en el empleo, como mejor política social que existe.

Por ello, dijo, el salario mínimo será duplicado, si es que gana la presidencia de México.

Rechazó opinar sobre la inminente expulsión del PAN del senador Ernesto Cordero, quien lo acusó ante autoridades federales por delitos relacionados con lavado de dinero.

Por último, recordó que su oponente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, mintió en el tercer debate presidencial, al señalar que no había dado contratos al empresario José Rioboó, pues, de acuerdo con registros, cuando fue jefe de Gobierno del Distrito Federal le entregó en adjudicación directa obras por hasta 170 millones de pesos.

Comentarios