Una jornada colmada de dramatismo y un CR7 que se llevó las palmas

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Lo que significó y su belleza, hicieron que el tercer gol de Cristiano Ronaldo cobrara otra dimensión y que el debate sobre quién es mejor, él o Lionel Messi, entrara a una nueva etapa. En todo caso, la segunda fecha mundialista estuvo cargada de dramatismo. Dos victorias de último minuto (Uruguay sobre Egipto e Irán sobre Marruecos) y el estrujante empate entre Portugal y España, así lo indican. Y las imágenes no dejan duda de que la pasión futbolera tuvo motivos para el regodeo.

Comentarios