Derrota moral de Argentina: 1-1 con Islandia; Messi falló un penalti

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).-En su debut mundialista, Islandia sorprendió a Argentina con un resultado histórico: un empate a uno en el que Lionel Messi erró en el cobro de un penalti y el arquero Hannes Halldorsson tapó todos los intentos de la albiceleste.

Si Cristiano Ronaldo tuvo en la jornada anterior la noche de su vida, Lionel Messi pasó un día de pesadilla con esa pesada mochila llamada Argentina ante un equipo nórdico que sin técnica ni táctica le propinó una derrota moral a los actuales subcampeones del mundo, a los dos veces mejor en 78 y 86.

Los islandeses demostraron por qué su calificación a Rusia 2018 no fue casualidad. Lucieron hasta donde les alcanzó, jugando más bien al contragolpe y no dejaron que la albiceleste hilara sus pases.

El peso de la historia futbolera le cayó a Islandia al 19. “Kun” Agüero recibió un trazo largo en el área, dio media vuelta y con un cañonazo abrió el marcador. El gusto les duró apenas minutos. En la primera gran atajada de Halldorson se colgó del balón en un disparo de Messi y en lugar del 2-0, instantes después, tras una serie de rebotes, Alfred Finnbogason anotó el primer gol de Islandia en la historia de los Mundiales.

Biglia lo intentó al 32 pero puso el balón encima del travesaño y Wilfredo Caballero se lució con un atajadón en una jugada individual de Sigurdsson.

Argentina encontró pocos espacios. Ángel Di María e Higuaín deambularon en el campo como fantasmas. Los sudamericanos depositaron en Messi las esperanzas de remontar, 10 disparos a gol y ningún acierto de la estrella del Barcelona. La albiceleste encontró una muralla infranqueable.

El árbitro Szymon Marciniak marcó una falta sobre Agüero en el área y Messi colocó el balón desde los 11 pasos. El disparo sin potencia ni colocación. Halldorsson se estiró hacia su derecha y detuvo el disparo. Silencio e incredulidad en el estadio del Spartak del Moscú.

Islandia perdonó al 67 en un remate de Finnbogason que salió desviado. En un tiro libre Messi mandó el esférico apenas arriba del marco. Luego, desde la media luna, se animó pero el balón pasó casi rozando el palo derecho.

Javier Mascherano desde fuera del área le puso la pelota en las manos a Halldorsson. En el último intento, Messi estrelló su disparo en la barrera.

Comentarios