Capturan a presunto responsable del homicidio de padre e hijo integrantes de El Barzón

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).-. Elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y la Agencia Estatal de Investigación (AEI) capturaron al José Ebert Hernández Nevárez alias “El Viejón”, como presunto homicida de padre e hijo barzonistas, ocurrido el pasado 13 de junio en el poblado de Santa Clara del municipio de Namiquipa, localizado a noroeste de Chihuahua.

Las víctimas son Ramón Hernández Nevárez y su hijo Anselmo Hernández Andujo. El presunto homicida era hermano del primero y de acuerdo con personas de la comunidad, tenían disputa por problemas de tierra y agua, pero “El Viejón” es integrante del grupo delictivo La Línea, que controla la región desde hace varios años.

La detención fue en el poblado de Benito Juárez del municipio de Namiquipa, por una orden de aprehensión vigente, en la que es señalado como presunto autor intelectual de privar de la vida a su hermano y a su sobrino, quienes eran integrantes de la organización El Barzón.

Junto con Hernández Nevárez fueron aprehendidos otros dos hombres que se identificaron como Rafael O. S. alias “El Rafa” y Casildo C. H. alias “El Casildo”.

Los tres detenidos dijeron que son integrantes del grupo delincuencial La Línea y refirieron realizar operaciones ilícitas en la región, de acuerdo con un comunicado de la Fiscalía General del Estado.

José Ebert Hernández fue detenido el mes de marzo pasado durante un operativo.

La gente de la región señala que José Ebert tenía amenazado a su hermano Ramón por el conflicto de tierras y agua, por lo que el detenido ejercía amenazas de muerte como integrante del grupo delictivo que lideraba Carlos Arturo Quintana “El 80”, detenido el mes pasado.

Previamente, las autoridades habían detenido al hermano, José Ebert Hernández Nevárez, durante un operativo, pero lo liberó un juez federal.

El día del homicidio, El Barzón condenó los asesinatos y dio a conocer que las víctimas eran originarios del ejido San Gerónimo, antes ejido Campo Santo y en el caso de Ramón Hernández, era líder agrario de su comunidad, encabezó las demandas y denuncias en materia agraria y los últimos años se sumó a la lucha de la defensa del agua en la cuenca del Río del Carmen, así como el control de grupos armados en la región.

“Como consecuencia de las reiteradas denuncias para solicitar la intervención de la autoridad, en días previos, Ramón Hernández y su familia recibieron amenazas, situación que fue informada a la autoridad en días previos y que concluyó con un operativo realizado el pasado 23 de mayo”, informó la organización campesina.

Agregó:

“La Fiscalía General del Estado dio a conocer de manera oficial que ‘mediante una orden de cateo en la que participaron agentes del Ministerio Público, elementos de la Agencia Estatal de Investigación y de la Comisión Estatal de Seguridad en la localidad de San Gerónimo, municipio de Namiquipa, se aseguró equipo táctico, armas de fuego, dos pick ups y se detuvo a una persona’”.

La persona detenida fue puesta a disposición del Ministerio Público federal de la Procuraduría General de la República, quien turnó el caso ante un juez federal, quien lo puso en libertad.

“Se desconoce si estaba o no vinculada a proceso por las armas que le fueron aseguradas. Al parecer, esta determinación del juez se realizó con base a las disposiciones establecidas en el Código Nacional de Procedimientos Penales que limitan la prisión preventiva a sólo algunos casos”, indicó El Barzón en un comunicado.

Los agricultores agremiados presumen el asesinato de sus dos compañeros se cometió en represalia a las denuncias y de la liberación de la persona detenida, según un comunicado que emitieron.

El Barzón alertó que el crimen organizado continúa operando en libertad e incluso controla diversas zonas de la entidad; solicitó una investigación oportuna, exhaustiva, imparcial y con la debida diligencia para esclarecer los hechos y sancionar a los responsables; exigió que se garantice la seguridad en la región y la presencia permanente de las fuerzas de seguridad pública para proteger a las personas que ahí se encuentran.

También demandaron que se investigue la actuación de jueces federales que en ese y otros casos, han puesto en libertad a delincuentes.

La Fiscalía General del Estado informó que los agentes que detuvieron hoy a José Ebert Hernández, aseguraron una subametralladora calibre .9mm abastecida con cinco cartuchos útiles y un rifle semiautomático calibre 7.62 x 39mm, abastecido con 14 cartuchos útiles.

Hernández Nevárez fue puesto a disposición del Juez de Control ante quien el Ministerio Público de la Fiscalía de Distrito Zona Occidente le formulará la imputación de los hechos.

Los otros dos detenidos fueron puestas a disposición de la autoridad federal correspondiente por el delito de posesión y/o portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Comentarios