México logra triunfo histórico: vence 1-0 a Alemania con golazo de Lozano (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Con un gol de Hirving Lozano al minuto 35, la selección de México venció 1-0 al campeón Alemania y dio la primera sorpresa del Mundial de Rusia 2018.

Dando el mejor partido de su historia, el equipo tricolor se impuso con autoridad a la escuadra teutona, logró sus primeros tres puntos y si venciera a Corea del Sur y Suecia calificaría como primero de grupo y estaría evitando, en la siguiente ronda, muy probablemente al favorito Brasil.

Ocurrió lo improbable. Vencer de forma impecable a un rival desdibujado que desde el primer minuto se vio sorprendido por la disposición ofensiva del equipo dirigido por Juan Carlos Osorio.

Iban 37 segundo y el delantero Hirving Lozano ya se había plantado en el área de Manuel Neuer y sólo porque Boateng se barrió de forma milagrosa no cayó el gol.

Los primeros 45 minutos fueron completos para los tricolores. Un día antes los alemanes y el entrenador Joachim Löw lo anunciaron: México tiene un jugador difícil en cada posición y definieron al “El Chucky” Lozano como el más peligroso. Había que cuidarse, dijeron, pero sonó a cortesía.

Neuer tuvo más trabajó del que se imaginó. Un tiro de media distancia de Héctor Herrera, un cabezazo de Moreno, ambos a las manos del arquero alemán. Entonces por poco la desgracia: Hugo Ayala no alcanzó a despejar y el balón se estrelló en las piernas de Carlos Salcedo. De milagro el esférico no acabó en las redes. La fortuna pintada de verde.

México se dedico a asfixiar al rival con rápidos contragolpes que no terminaron en gol porque en la jugada final alguien fallaba.

Tras 30 minutos de presión al máximo, cayó el gol que será inolvidable.

En un contragolpe letal apareció Lozano. Héctor Herrera recuperó un balón en los linderos del área de Guillermo Ochoa y Héctor Moreno tomó el esférico, lo pasó hasta la media cancha donde El Chicharito Hernández tocó de primera intención para Andrés Guardado.

El exatlista devolvió de inmediato a Javier quien a toda velocidad perfiló hacia el marco teutón, mientras como un bólido, Hirving Lozano se adelantaba por el extremo izquierdo.

Sin respiro, Chicharito acabó cediendo el esférico al expachuqueño quien ya con el balón pegado a los pies, dribló a un defensor alemán, quedó de frente a Neuer y en milísimas de segundo que parecieron eternas, se decidió a disparar de derecha ante el intento por bloquear el tiro de Tony Kroos, al poste izquierdo de Alemania.

La selección de Löw se veía abrumada. El cuadro tricolor iba haciendo realidad las palabras que en la víspera habían lanzado, más como motivacionales que apegadas a la realidad, el técnico Osorio y Salcedo: a los campeones del mundo se les puede ganar. Se les jugará al tu por tu. México está para cambiar a historia.

En el segundo tiempo se redujo la intensidad del duelo. Los verdes fueron menos verticales, se dedicaron a tocar el balón pero sin olvidarse del contragolpe. En uno de ellos, Chicharito tocó adelantado a Vela en el área alemana y se perdió el 2-0.

Los alemanes, todavía incrédulos, incapaces de responder, lo intentaron con Kimminch que se animó con media chilena en un pase de Boateng. Después los de Osorio se echaron atrás. Parecía imposible cuidar el resultado durante 30 minutos. Desde el 65 el tricolor entró en una crisis que supo sortear. Se fue Vela y entró Edson Álvarez. Raúl Jiménez sustituyó a Lozano. Y Osorio le cumplió el sueño a Rafael Márquez que jugó su quinto Mundial. Guardado se fue a la banca a descansar las piernas que le harán falta para el camino aún largo que es Rusia 2018.

La artillería alemana apareció. Julian Draxler un disparo desviado. Timo Werner otro igual. A Ayala, Salcedo y Moreno ya les costaba trabajo. México instalado en el contragolpe cuidando el 1-0. Kroos un obús por un costado del marco de Guillermo Ochoa. Otra vez Draxler con oportunidad de gol que una barrida de Edson Álvarez apagó.

Tiro de Muller. Nada. Uno más de Kroos a las manos de Ochoa. Fundidos. Mario Gómez erró con la cabeza en el área chica. Un fierrazo de Julian Brandt que abrió demasiado. Botaeng a las manos de Ochoa. Muller en el último intento. El silbatazo final del iraní Alireza Faghani. México 1-0 a Alemania. Líder del grupo F. Tres puntos de oro.

Y en las tribunas del estadio Luzhniki, entre los 78 mil aficionados, los mexicanos hicieron mayoría. Gritaron el “¡Ehh, puuuutoo! con menor sonoridad que los acordes del himno nacional y al final, con la victoria en la bolsa, se volvían a ver, incrédulos. La victoria tan poco frecuente, estaba vestida de tricolor.

Alineaciones:

México: Guillermo Ochoa; Carlos Salcedo, Hugo Ayala, Héctor Moreno, Jesús Gallardo; Miguel Layún, Andrés Guardado, Héctor Herrera; Carlos Vela, Hirving Lozano y Javier Hernández.

Cambios: Edson Álvarez por Vela, Raúl Jiménez por Lozano, Rafael Márquez por Guardado.

Alemania: Manuel Neuer; Joshua Kimmich, Jérome Boateng, Mats Hummels, Marvin Plattenhardt; Sami Khedira, Toni Kroos, Thomas Müller, Julian Draxler, Mesut Özil y Timo Werner.

Cambios: Marco Reus por Khedira, Mario Gómez por Plattenhardt, Julian Brandt por Werner.

Comentarios