Anaya quiere desviar la atención con caso Etileno XXI, acusa equipo de Meade

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El equipo del candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña acusó a la alianza que apoya a Ricardo Anaya Cortés de tratar de desviar la atención pública por las acusaciones de tráfico de influencias cuando era secretario de Energía.

La coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC), que postula a la Presidencia a Ricardo Anaya, denunció por la vía penal al candidato de la coalición Todos por México (PRI-PVEM-Panal), José Antonio Meade, y al presidente Enrique Peña Nieto, “así como quienes resulten responsables por su participación en un fraude transexenal conocido como Etileno XXI, que es uno de los ejes centrales del desfalco millonario cometido por la empresa Odebrecht, servidores públicos y empresarios mexicanos”.

Según la denuncia de los integrantes de dicha coalición, Meade Kuribreña estuvo implicado en el proyecto Etileno XXI, que involucra a una filial de Odebrecht, llamada Braskem y a la empresa mexicana Idesa, que le ha costado a Pemex más de mil 900 millones de pesos, según la Auditoría Superior de la Federación.

“Ricardo Anaya pretende desviar la atención de las acusaciones por tráfico de influencias y lavado de dinero en su contra”, acusó el equipo de Meade en un comunicado en el que refiere que son ataques sin sustento y una acción desesperada ante la disminución de simpatías en las encuestas del panista.

“Por cuanto hace a las falsas versiones de la participación del candidato de la coalición Todos por México en el convenio Etileno XXI, se reitera que éste se signó el 25 de febrero de 2010 y que Meade asumió el cargo de secretario de Energía el 7 de enero de 2011”, sostiene el equipo del candidato presidencial impulsado por el PRI, PVEM y Panal.

También menciona que de todos es sabido que el presidente del Consejo de Pemex no firma contratos, por lo que no tuvo participación alguna en la firma del referido documento y que, como presidente del Consejo, Meade siempre buscó la transparencia de los contratos de Pemex.

“Se cansarán de buscar una conducta ilegal o indebida de José Antonio Meade. Jamás la encontrarán. Eso lo distingue de Ricardo Anaya, sobre quien pesan acusaciones y señalamientos muy graves, las cuales han sido formuladas, no sólo por opositores, sino por personas confesas en procesos judiciales e, incluso, por prominentes miembros de su propio partido”, sostiene el equipo del ex canciller.

Acerca del autor

José Gil Olmos, reportero desde 1998. Colaboró en el periódico El Nacional y en el diario La Jornada. Desde el 2001 es reportero de la revista Proceso. Es autor de Los Brujos del Poder, La Santa Muerte la virgen de los olvidados, Los reporteros mexicanos en la guerra de Chiapas y Batallas de Michoacán.

Comentarios