Cuerpos desmembrados es por disputa de narcoterritorios, explica Amieva; cámaras del C5 no vieron nada  

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Tras el hallazgo de cuerpos desmembrados en una de las principales avenidas de la capital el pasado domingo, el jefe de gobierno sustituto, José Ramón Amieva, reconoció que es una muestra de que en la ciudad existen grupos delincuenciales disputándose territorios con ajustes de cuentas y que lanzan mensajes para crear terror a sus rivales.

“Estos grupos, ahora lo que están generando es una forma de mandarse aviso entre ellos. Y son avisos, reitero, sustentados en asesinatos crueles, inhumanos, que sean evidentes entre los grupos y obviamente entre la sociedad, para decir qué grupo tiene más poder o para aparentar que grupo tiene más poder o presencia”, detalló ante la prensa, luego de un acto oficial.

Las declaraciones de Amieva, en el sentido de reconocer el problema de violencia e inseguridad en la Ciudad de México, contrastan con el discurso de antecesor, Miguel Ángel Mancera, quien siempre negó la presencia de este tipo de organizaciones en territorio capitalino.

Amieva Gálvez dijo que, para contrarrestar el problema, en particular del narcomenudeo, la policía capitalina reforzará su labor para desarticular a las bandas delictivas y eliminar sitios de almacenamiento, distribución y venta de droga.

Para ello, dijo que continuará el blindaje en la ciudad, pero con énfasis en puntos específicos de las delegaciones Cuauhtémoc, Xochimilco, Milpa Alta, Iztapalapa y Tláhuac donde, dijo, se asientan grupos de narcomenudistas.

Según el jefe de gobierno, alrededor de 48 mil policías capitalinos estarán en alerta permanente “para ganar la batalla” al narcomenudeo. Y descartó la necesidad de la intervención de fuerzas federales para combatir la delincuencia.

Cámaras del C2 y C5 no vieron nada

En conferencia por separado, el titular de la Procuraduría General de Justicia capitalina, Edmundo Garrido, informó que ni las cámaras del sistema C-2 ni las del C5 captaron las imágenes de quienes arrojaron los cuerpos desmembrados de dos hombres en la avenida Insurgentes la madrugada del pasado domingo.

No obstante, dijo que personal de la dependencia a su cargo se ayudará de los videos de negocios aledaños y la declaración de testigos para identificar a los presuntos responsables.

En tanto, según las huellas dactilares tomadas de los restos humanos hallados, la PGJ identificó a una de las víctimas como Alfonso Delgado Pérez, de 42 años, con antecedentes penales en 2009.

Extraoficialmente se habla de que era presunto integrante de la organización “Fuerza anti Tepito” o “Anti Unión”, en pugna con “La Unión” liderada por “El Betito”. Aparentemente, el sujeto vendía droga en la zona de Garibaldi bajo la orden de un sujeto apodado como “El Tortas”.

Además, el funcionario mencionó que el otro hombre no tiene antecedentes penales, pero se investiga por “unos tatuajes muy particulares”.

Garrido negó que la existencia de los cuerpos desmembrados sea producto del crimen organizado. Según su explicación: “Se trata de un reacomodo de bandas delictiva de narcomenudeo, que estamos atacando”, agregó.

El jefe de la zona norte de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-CDMX), Edgar Bautista, adelantó que la dependencia reforzará la seguridad en Tepito con 200 policías.

Comentarios