Javier Duarte ordenó a exfiscal de Veracruz ocultar cadáveres hallados en La Aurora: fiscal

XALAPA, Ver. (apro).- El titular de la Fiscalía Especializada para Búsqueda de Personas No Localizadas, Luis Eduardo Coronel Gamboa, dio a conocer que el exgobernador Javier Duarte ordenó al exfiscal Luis Ángel Bravo Contreras ocultar la cifra total de restos localizados en la barranca “La Aurora”, perteneciente al municipio Emiliano Zapata.

En la audiencia inicial celebrada ayer en contra del exfiscal, Coronel declaró que, tras el hallazgo de cadáveres en esa área, el exgobernador, el exfiscal y el extitular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez Zurita, se reunieron para decidir “cómo evitar la filtración de más fotografías a la prensa”, que hasta ese momento había publicado una imagen en la que aparecían sólo seis cuerpos y no los 13 localizados.

“No nos podemos dar el lujo de admitir una masacre porque nos van a partir la madre”, habría dicho Duarte a sus colaboradores, luego de instruirlos a que escondieran los otros restos.

Según Coronel, en la reunión Bermúdez Zurita preguntó al entonces fiscal cuántos cuerpos habían sido hallados, y éste respondió que “por lo menos 15”, pero “otros policías ministeriales referían 30”.

Las imputaciones contra Luis Ángel Bravo están integradas en la carpeta de investigación 439/2018, la misma en la que se sigue el caso de la exdirectora de Investigaciones Ministeriales María del Rosario Zamora –recluida en el penal de Pacho Viejo–, quien por instrucciones de aquel ocultó la existencia de 13 cuerpos.

En la audiencia de imputación, Luis Ángel Bravo Contreras se quejó de que la Fiscalía General del estado (FGE) desplegó un operativo mediático para sancionarlo por el delito de desaparición forzada, cuando lo correcto –dijo– es investigarlo “por supuestamente alterar una escena del crimen”.

La FGE acusa al exfiscal de haber participado en la desaparición del expolicía David Lara Cruz, el 12 de enero de 2016, después de que otros uniformados lo privaron de la libertad cuando salía de las instalaciones de la SSP en la colonia Obrero Campesina de esta ciudad, lugar al que acudió ese día para presentar exámenes de control y confianza.

Posteriormente Lara apareció muerto en la barranca “La Aurora”, pero su cuerpo fue removido –por instrucción de Bravo– a la zona montañosa del Alto Lucero, donde se localizó dos días después.

Para la audiencia que se reanudará la tarde de mañana, Luis Ángel Bravo ha solicitado la comparecencia de varios testigos que trabajaron en la FGE cuando él era titular.

Comentarios