La inseguridad ha costado al autotransporte 92 mil 500 mdp: Canacar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar) señalo que, por costos asociados a la inseguridad, ese sector ha desembolsado 92 mil 500 millones de pesos o 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB) nacional.

Eso sin contar el mercado informal, que genera empleos y comercializa productos que no generan ingresos fiscales porque no pagan ningún tipo de impuesto, abundó.

Y también están los asaltos al autotransporte de carga por parte de bandas del crimen organizado, que con la venta de los productos robados generan flujos de dinero en efectivo para continuar realizando sus actividades delictivas.

Al dar a conocer el documento técnico-político ‘Agenda estratégica ante el impacto de la inseguridad en el sector del autotransporte de carga’, elaborado por Consultores Internacionales S.C., el organismo empresarial dejó al descubierto la inseguridad a la que se enfrentan miles de choferes a lo largo y ancho del país.

Y, según la Canacar, el autotransporte debe costear el equipamiento preventivo, seguros, trámites y diligencias para recuperar unidades y deducibles, con lo que los ingresos se reducen considerablemente.

Este tipo de costos ascienden a 43 mil 664 millones de pesos, monto mayor al que destina el Estado en materia de prevención y disuasión, medido a través de distintos programas como el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP) y el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), que en conjunto suman 38 mil 605 millones de pesos, sin considerar los costos en materia de procuración e impartición de justicia, que ascendieron a sólo 397 millones de pesos.

Violencia en aumento

El robo al autotransporte de carga se disparó de cinco mil 435 eventos en 2015 a 10 mil 230 en 2017, lo que significa un crecimiento de 88% en dos años. Entidades como Puebla, Michoacán, Estado de México y Tlaxcala concentran aproximadamente el 75% de los ataques al sector.

El documento identifica elementos detonantes para el crecimiento de la inseguridad en las carreteras, y ubica como zona roja los tramos carreteros del país que conectan a la Ciudad de México con los principales puertos, entre ellos el de Veracruz.

En ese lugar, la Canacar ha detectado la presencia de grupos de la delincuencia organizada, que entre sus actividades han incluido el robo al autotransporte de carga. Y en los estados de Puebla y Tlaxcala resalta el caso de los “huachicoleros”, personas al robo y venta ilegal de combustible.

Para el sector del autotransporte, el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio no ha contribuido hasta ahora a frenar actos ilegales, toda vez que no es una herramienta de seguridad pública.

“Todo lo contrario, la ha agravado, ya que el Sistema de Justicia Penal Acusatorio es más laxo para vincular a proceso a los presuntos delincuentes, aun cuando existe flagrancia de la conducta delictiva con o sin violencia y con uso de armas de uso exclusivo del Ejército”, de acuerdo con el estudio.

En ese sentido, la Canacar planteó medidas de carácter preventivo, como la creación de un programa que incentive la utilización de tecnología, como GPS y sistemas de radio comunicación.

De igual manera, desarrollar un sistema de radiocomunicación que permita establecer contacto con las autoridades de manera inmediata, para alertar un delito o actividades sospechosas, y construir casetas o módulos de vigilancia en la entrada y salida de los kilómetros más afectados por el crimen organizado (el triángulo rojo: Puebla, Tlaxcala y Veracruz).

En materia de procuración e impartición de justicia, consideró simplificar procesos de denuncia, especialmente del informe policial homologado, para generar un proceso expedito.

Asimismo, propuso otros medios para llevar a cabo la denuncia, pues si bien el delito de robo es ya del fuero federal, es necesario hacer las diligencias correspondientes en la Procuraduría General de la República (PGR).

Finalmente, la Canacar recomendó a las autoridades promover un proceso simplificado y expedito para liberar las unidades que son objeto de investigación, eliminando trabas burocráticas o procesos innecesarios.

Acerca del autor

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Comentarios