En tercer debate, Barrales y Sheinbaum discuten sobre opacidad y corrupción con reportajes de Proceso

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Durante el tercero y último debate para la jefatura de gobierno de la Ciudad de México, Alejandra Barrales y Claudia Sheinbaum se enfrascaron en acusaciones sobre opacidad y corrupción, usando cada una artículos de este semanario.

La candidata de la coalición Por la Ciudad de México al frente exhibió una lista de medios, entre ellos La Jornada, Forbes y El Financiero, además de la versión online de la revista Proceso, para criticar la supuesta opacidad de Sheinbaum.

“Los medios de comunicación dan cuenta de todas las veces que ella ha sido funcionaria y cuántas veces le han requerido, las autoridades, que rinda cuentas”.

Y fue caso por caso: “Lo que hoy se sabe del segundo piso (de Periférico), lo pidió la autoridad. Lo que te han sacado del (colegio Enrique) Rébsamen, lo sabemos porque te lo pidió la autoridad. Lo más reciente, lo acaban de pedir ahora en tu gestión en Tlalpan, también, por los fallecidos en el Walmart, también te lo requirió la autoridad”.

Al hacer los señalamientos, Barrales mostró un collage donde se aprecia la nota de proceso.com.mx publicada el 15 de junio pasado: El INAI ordena a delegación Tlalpan entregar documentación reservada sobre Walmart colapsado el 19-S.

El contrataque por parte de la candidata morenista se produjo en su siguiente intervención.

Sheinbaum aseguró que toda la información referida por Barrales siempre fue transparente y estuvo en el portal de la delegación Tlalpan.

Enseguida, con la revista Proceso 2172 en mano, la candidata por la coalición Juntos Haremos Historia, arremetió contra su adversaria: “donde has estado, el sello es la corrupción”.

“Fuiste dirigente de sobrecargos, el sello es la corrupción. Fuiste presidenta de la Asamblea Legislativa, con las becas, tu sello fue la corrupción. Fuiste senadora de la república, tu sello fue la corrupción. Fuiste presidenta del PRD, tu sello fue la corrupción”.

Remató diciéndole que el servicio público no es para tener departamentos en Miami, casas en las Lomas, ni departamentos en Acapulco.

Al hacer uso de su derecho de réplica, Barrales lamentó que este semanario no le haya dado el derecho de réplica al reportaje titulado: En la trayectoria de Barrales, múltiples acusaciones de corrupción.

Posteriormente, mostró una supuesta sentencia en la que, presumió, ganó una demanda por difamación y calumnia.

Finalmente retó a Sheinbaum a que demuestre algún acto de corrupción en su contra y, de ser culpable, ofreció renunciar a su candidatura.

Comentarios