Cámara de representantes de EU rechaza un proyecto de ley sobre migración y pospone otro

WASHINGTON (apro).- En un acto que demuestra la falta de consenso, el liderazgo del Partido Republicano en el Congreso federal de Estados Unidos postergó la votación de un proyecto de ley en materia migratoria, luego de que una segunda legislación sobre el mismo tema y del mismo partido fue abrumadoramente rechazada.

El líder republicano que encabeza Paul Ryan notificó a los medios de comunicación que el segundo proyecto de ley en materia migratoria ya no será sometido a votación hoy como estaba calendarizado, sino hasta mañana viernes porque deben hacer algunas consultas.

La suspensión del voto del proyecto de ley diseñado por el sector moderado del liderazgo republicano busca fortalecer las medidas migratorias en la frontera de Estados Unidos con México con la construcción del muro, la contratación de más agentes de inmigración y la instalación de nueva tecnología, entre otros mecanismos.

El anuncio se dio minutos después de que otro proyecto de ley -más conservador- sobre reforma y seguridad fronteriza, fue derrotado en el pleno de la Cámara de Representantes, por 231 votos en contra y 193 a favor.

Dicha votación no fue noticia para nadie en el Capitolio, ya que incluso algunos republicanos se declararon contra la legislación que, además de garantizar financiamiento para el muro en la frontera con México y fortalecer la vigilancia en la zona limítrofe -a diferencia de la medida cuya votación fue postergada-; no permitía que unos 700 mil inmigrantes indocumentados acogidos por el Acta para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), después de regularizar su estatus de residencia y laboral, pudieran obtener la ciudadanía estadunidense por naturalización.

Varios legisladores federales dijeron en el Capitolio que es posible que la legislación, cuya votación fue suspendida, ya no se presente a consideración de los 435 miembros de la Cámara de Representantes. Y es que, aun cuando fuera aprobada, no tiene futuro en el Senado donde requiere de 60 de los 100 votos para ser ratificada.

Los 49 demócratas del Senado se han expresado contra la medida y los 51 republicanos no serían suficientes para sacarla avante.

Consciente de esto, el propio presidente Donald Trump insinuó en su cuenta personal de Twitter que no tenía sentido ponderar legislaciones que no tienen posibilidades de ser refrendadas por la Cámara de Senadores.

El fracaso de los republicanos en el Congreso federal se da un día después de que Trump, bajo presión partidista e internacional, se retractó sobre la separación de menores de edad de sus padres al ser detenidos en la frontera con México como inmigrantes indocumentados. Ayer en la Casa Blanca, el mandatario firmó una orden ejecutiva para evitar dicha situación.

Con esa orden, todos los menores de edad que sean capturados como inmigrantes indocumentados deben permanecer en un centro de detención migratoria junto a sus padres o los adultos que los acompañen al momento de ser detenidos.

Comentarios