Marchan contra la continuidad del “morenovallismo” en Puebla

Cerca de 500 poblanos marcharon en el primer cuadro contra la continuidad del "Morenovallismo en la entidad". Foto: Gabriela Hernández Cerca de 500 poblanos marcharon en el primer cuadro contra la continuidad del "Morenovallismo en la entidad". Foto: Gabriela Hernández

PUEBLA, Pue. (proceso).- Al grito de “No reelección”, más de 500 poblanos marcharon hoy por las principales calles de Puebla para hacer un recuento de los conflictos sociales, la represión, despidos masivos, la inseguridad, feminicidios y el endeudamiento que dejó a su paso el gobierno de Rafael Moreno Valle.

Convocados por el Movimiento Antirreleccionista Poblano (MAP), representantes de organizaciones y ciudadanos agraviados hicieron un llamado a los electores a votar este 1 de julio en contra de la continuidad del morenovallismo que, aseguraron, representa la candidatura de Martha Erika Alonso Hidalgo, esposa del exmandatario.

Mientras que en el estadio Zaragoza, la candidata de la coalición por Puebla al Frente llevaba a cabo un cierre multitudinario de su campaña, en el zócalo de activistas, maestros, ex burócratas, ambientalistas, ex presos políticos, opositores a la privatización del agua y otros, realizaron un mitin en el que se hizo un repaso de lo ocurrido en el sexenio morenovallista.

“Fuera Moreno Valle, fuera Moreno Valle”, “Martha Erika, entiende, Puebla no te quiere”,  gritaban.  “¿Vamos a permitir que Moreno Valle nos imponga a su esposa?”, preguntó uno de los oradores, “Noooo”, respondieron los manifestantes.

Manuel Carmona, vocero del MAP, dijo que esta marcha era un mensaje hacia la clase política morenovallista que pretende continuar en el poder, después de seis años del sexenio de Moreno Valle y casi dos de Antonio Gali Fayad, para hacerles ver que los poblanos tienen memoria histórica y  una tradición democrática.

“No vamos a permitir que nos herede con su esposa como si fuéramos de su propiedad”, expresó, “tenemos argumentos, ideas, dignidad y coraje para salir a las calles y convocar a una revolución social con votos para que el próximo 1 de julio salgamos a votar y oponernos con nuestro sufragio al proyecto reeleccionista de Moreno Valle”.

El activista Luis Soriano manifestó que el acto llevado a cabo en el zócalo con cientos de ciudadanos, tenía mayor valor y significado que el cierre de campaña de Alonso Hidalgo que abarrotó el estadio Zaragoza.

“En el estadio Zaragoza se está llevando a cabo un evento de imposición, de acarreo, de sometimiento, de indignidad, aquí en el Zócalo es un evento de dignidad, de respeto, de libertad”, indicó.

En el acto se hizo mención de que los burócratas del gobierno estatal fueron obligados, con listas en mano, de asistir al acto de cierre de la candidata panista.

La activista ambiental, Ninel Castillo, criticó que la candidata panista haya tomado la causa de género para promoverse en su campaña.

“Martha Erika no representa a las mujeres, Martha Erika representa un modelo de asesinato, de corrupción, como (el gobernador) Tony Gali, como (el alcalde) Luis Bank, como los que estaban en el Congreso que aprobaron la Ley Bala, la privatización del agua, la ley antigraffitti, son miembros de un modelo que se llama morenovallismo”, dijo.

“Estamos en contra no de las mujeres, sino de las abusivas, de las corruptas, de las que usan las causas para su propio beneficio”, agregó, “ella puede decir que no sabía lo que estaba ocurriendo, puede quitarse el apellido de Moreno Valle, pero sabemos que no tuvo empacho de usar recursos públicos para financiar su campaña”.

Gerardo Pérez, de la Asamblea Nacional de Afectados Ambientales, señaló que la protesta que se llevaba a cabo en el zócalo representaba un homenaje a dos mujeres poblanas, personajes de la historia nacional y del movimiento antirreleccionista de la Revolución Mexicana, como lo son Carmen y Rosario Serdán.

Espiridión Guillermo tomó el micrófono para denunciar que al arranque del gobierno de Moreno Valle fueron despedidos más de mil elementos de Seguridad Estatal, entre ellos él,  que estaban próximos a la jubilación, sin que fueran respetados sus derechos laborales, ni se les cubriera una indemnización.

Guillermo López Mayo, Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma de Puebla (SUTBUAP), recordó que muchas organizaciones y grupos sociales apoyaron en el 2010 la candidatura de Moreno Valle porque creyeron en que haría un cambio democrático en Puebla.

“Pero ¡oh sorpresa, no lo creíamos posible, pero resultó peor que Mario Marín! Moreno Valle representó los intereses de los grandes capitales, lo que hizo fue entregar los recursos de Puebla entregarlos al gran capital, despojó de sus tierras a campesinos para entregarlos a empresas extranjeras que no utilizan mano de obra local”, aseguró.

Igual, hizo mención de las represiones contra los grupos campesinos y activistas que se opusieron a esos proyectos privatizadores de tierra y agua, muchos de los cuales fueron encarcelados o asesinados.

Mencionó que mientras que Moreno Valle se promocionó por todo el país como presidenciable, su sexenio dejó una deuda de más de 70 mil millones que tendrán que pagar los poblanos en las próximas décadas.

También pobladores de la Junta Auxiliar de la Resurrección se sumaron a esta marcha para denunciar que están en riesgo de ser despojados de más de 170 hectáreas de terrenos cultivables que han pertenecido a familias indígenas desde hace más de 100 años.

Abelardo Cuéllar, integrante de la Asamblea Social del Agua (ASA), aseguró que Moreno Valle convirtió a Puebla en un laboratorio de las políticas neoliberales y de los métodos más autoritarios para imponerlas.

Recordó que durante el sexenio panista se llevó a cabo la privatización del servicio de agua potable y drenaje en la zona metropolitana de Puebla y que a la fecha que no se conoce el contrato que se firmó con la concesionaria, ni el destino que se le dio a los recursos que se obtuvieron de esta operación.

Además, a partir de la privatización, refirió,  los poblanos han enfrentado cobros excesivos, mala calidad del servicio, tandeos y cortes no sólo de suministro, sino también del drenaje.

La ASA ha logrado ganar amparos de la justicia federal que ordena la reconexión del servicio por ser considerados violatorios de los derechos constitucionales.

Igual, la concesionaria Agua de Puebla para Todos ha sido acusada de intervenir en los comicios que se han llevado a cabo en la entidad con campañas que buscan inducir el voto.

También detalló que en la administración de Moreno Valle fueron despedidos alrededor de 15 mil trabajadores de base y de confianza del gobierno estatal, a la mayoría de los cuales no se les respetaron sus derechos laborales y ni se les cubrió el pago de indemnización que les correspondía por ley.

De éstos, refirió, sólo unos 860 trabajadores mantuvieron la lucha en tribunales para impugnar sus despidos y es ahora cuando se han empezado a emitir resoluciones a su favor que ordenan tanto la reinstalación como el pago de salarios caídos que van desde los 250 mil hasta el millón y medio de pesos para cada uno.

Además, el abogado laborista señaló que en el sexenio se despidió y persiguió a trabajadores para desarticular sindicatos como es el caso del Sindicato de Burócratas, del Hospital del Niño Poblano, del Colegio de Bachiilleres, entre otros.

El vocero del MAP confió en que los poblanos otorguen un voto de castigo al morenovallismo en las elecciones del próximo domingo.

Indicó que en ocho semanas de que surgió este movimiento ciudadano, la propuesta antirreleccionista ha obtenido un respaldo de más de 500 mil visitantes en las redes sociales.

“A nivel de la sociedad, yo no tengo duda que Martha Erika va a perder, hay un descontento que se percibe cuando hablas con los taxistas, meseros, comerciantes, con la gente en la calle, hay una gran inconformidad, enojo y malestar”, expresó.

En el Zaragoza

En tanto que en el estadio Zaragoza, con unos 30 mil asistentes, la candidata de la coalición Por Puebla al Frente cerró campaña sin la presencia del candidato presidencial, Ricardo Anaya Cortés, ni de ninguno de los líderes nacionales de su partido.

En su discurso, la abanderada de la alianza PAN-PRD-MC-Panal-Compromiso por Puebla-PSI prometió un gobierno que resuelva los problemas con respeto y diálogo, así como una administración pública cercana y sensible a las necesidades de la gente.

“Quiero ser gobernadora de Puebla porque estoy convencida que podemos escribir una nueva historia, con un gobierno más humano y sensible a las necesidades de cada uno de ustedes. Una historia donde los protagonistas sean los ciudadanos”, manifestó.

Comentarios

Load More

Informate en la revista digital de Proceso