Corte Suprema valida limitaciones para la entrada de musulmanes a EU

WASHINGTON (apro).- La Corte Suprema de Justicia convalidó este martes la limitación al ingreso de extranjeros procedentes de países musulmanes impuesta por el presidente Donald Trump, pero declarada inconstitucional por varias cortes de apelaciones.

En una votación dividida –con cinco votos a favor y cuatro en contra–, la mayoría de los magistrados de la Corte Suprema determinaron que Trump actuó legalmente para limitar el ingreso a Estados Unidos de los musulmanes, con base en argumentos de protección a la seguridad nacional del país.

John Roberts, juez presidente de la Corte Suprema, indicó que la actuación de la mayoría fue “neutral” al revisar una orden ejecutiva para abordar un asunto de seguridad nacional que le corresponde al ocupante de la Casa Blanca.

“La proclamación se sustenta expresamente en la legitimidad del propósito: prevenir la entrada a nacionales de otros países que no pueden ser adecuadamente sometidos a un escrutinio y para inducir a otras naciones a mejorar sus prácticas de escrutinio”, se lee en el fallo emitido por la mayoría de los magistrados y escrito por Roberts.

También te recomendamos

Con su determinación, la Corte Suprema permite la entrada en vigor de la orden ejecutiva firmada por Trump en febrero de 2017 y modificada por el gobierno en tres ocasiones y que además había sido suspendida por varias cortes de apelaciones, entre ellas las de California y Maryland.

“El fallo de la Suprema Corte es una victoria tremenda para el pueblo estadunidense y su constitución”, subrayó la Casa Blanca en su reacción por escrito a la determinación de los magistrados supremos.

“En esta era de terrorismo y movimientos extremistas a nivel mundial dedicados a hacerle daño a civiles inocentes, debemos de manera adecuada vetar a todos aquellos que vienen a nuestro país”, puntualizó.

La decisión de la Corte Suprema sobre la prohibición de ingreso a Estados Unidos de extranjeros musulmanes encuadra en las políticas migratorias extremistas implementadas por Trump.

Aunado al fallo de los magistrados, la Casa Blanca mantiene una política de “tolerancia cero” respecto de la criminalización de inmigrantes indocumentados detenidos por los agentes de inmigración en la frontera con México.

La semana pasada, en medio de una serie de críticas por la política de separar a menores de sus padres o adultos con quienes fueron detenidos en la frontera, Trump se vio obligado a revocar esa estrategia, pero mantiene el incentivo de “tolerancia cero”.

“La Suprema Corte ha sostenido la clara autoridad del presidente para defender la seguridad nacional”, agregó la Casa Blanca en su reacción.

La postura de los cinco jueces conservadores de la Corte Suprema dio luz verde para que el gobierno de Trump restrinja o niegue la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de seis países con una población musulmana significativa: Irán, Libia, Siria, Yemen, Chad y Somalia, así como los nacionales de Corea del Norte y Venezuela.

Bajo la orden ejecutiva de Trump, la petición de ingreso de ciudadanos de estos ocho países a la Unión Americana, aunque tengan visado estadunidense, puede ser negada por prerrogativa de los agentes de inmigración, quienes determinarán si por su aspecto físico, religión o nacionalidad, podrían ser una amenaza (terrorista) para Estados Unidos.

Comentarios