Por mayoría, Cámara de Representantes de EU rechaza legislación migratoria de republicanos

WASHINGTON (apro).- Por abrumadora mayoría, la Cámara de Representantes del Congreso federal de Estados Unidos rechazó un proyecto de ley migratorio patrocinado por los republicanos que pretendía financiar el muro en la frontera con México y fortalecer la vigilancia en la zona limítrofe.

Por 301 votos en contra y solamente 121 a favor, la iniciativa de ley que garantizaba unos 25 mil millones de dólares para la construcción del muro fronterizo que quiere el presidente Donald Trump expuso la ausencia de consenso en el Capitolio para reformar las leyes de inmigración antes de las elecciones federales de medio periodo del próximo martes 6 de noviembre.

El proyecto de ley buscaba regularizar el estatus de residencia y el laboral de unos 800 mil inmigrantes indocumentados acogidos por el Acta de los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), conocidos como dreamers o soñadores, pero que les impedía eventualmente obtener la ciudadanía estadunidense por medio de la naturalización.

La mañana de este miércoles, en su cuenta personal de Twitter, Trump encomió a los republicanos de la Cámara de Representantes a aprobar la legislación, aunque reconoció que la medida no tenía futuro en el Senado, donde la oposición demócrata la sepultaría al negarle el voto.

La acción de la Cámara de Representantes es un golpe a Trump ya que exhibe a un partido republicano dividido y temeroso de las consecuencias político-electorales en las elecciones de noviembre, por apoyar las estrategias migratorias de mano dura del presidente.

De los 301 votos contra el proyecto de ley, 112 fueron de los republicanos que son mayoría representativa en la Cámara de Representantes. Los 121 sufragios a favor fueron todos republicanos.

Los demócratas del Capitolio buscan capitalizar la política migratoria discriminatoria y racista de Trump en votos para su partido en los comicios de noviembre y, con ello, arrebatarle a los republicanos la representación mayoritaria en ambas cámaras del Congreso federal.

La política migratoria con Tolerancia Cero que instrumentó el gobierno de Trump y que dio como resultado la separación de unos tres mil 234 niños indocumentados de sus padres o adultos con quienes llegaron a la frontera sur, dividió al partido republicano que teme por ello pagar las consecuencias en las elecciones de noviembre.

La crueldad y criminalización con la que el gobierno de Trump ha tratado a los niños indocumentados al separarlos de sus padres encerrándolos en jaulas como si fueran animales, obligó a una Corte Federal en San Diego, California, a ordenar al gobierno de Trump a reunir a los menores separados con sus padres en un plazo de 30 días, y de 14 días para los que sean menores de cinco años. También le dictó poner fin a su estrategia de criminalización de familias de indocumentados.

“El problema es que necesitamos votos demócratas en el Senado y es por eso que no me entusiasmo demasiado con un proyecto de ley en la Cámara de Representantes porque sé que no va a ser aprobado en el Senado. Los demócratas no van a votar a favor por nada, podemos darles el 100% de lo que piden o duplicarlo y aun así no lo aprobarán”, dijo Trump en reacción al fracaso republicano en el Capitolio.

Comentarios